Región

Imputada por cohecho y sentenciada por vulneración de derechos fundamentales de sus trabajadores

CCOO exige a Defensa que rescinda los contratos con Proman SG

La Comarca

17/12/2015

(Última actualización: 21/12/2015 11:16)

Imprimir

Comisiones Obreras ha exigido hoy al Ministerio de Defensa que rescinda los numerosos contratos que mantiene con Proman Servicios Generales SL, una empresa imputada por cohecho por el Juez Togado Militar y que acaba de ser sentenciada por el juzgado de Lo Social de Toledo por vulneración de derechos fundamentales de sus trabajadores.

“Empresas como ésta deben ser vetadas en cualquier concurso público. No se puede pagar con dinero público, con impuestos de los ciudadanos, a empresas como Proman. Ninguna Administración puede albergar en su seno a este tipo de mafiosos que se llaman empresarios”, reclamó la secretaria general de Construcción y Servicios de CCOO-CLM, Remedios Toboso.

Toboso y el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ofrecieron esta mañana una rueda de prensa en Toledo para valorar la mencionada sentencia, que condena a Proman a readmitir “de madera inmediata” a 12 conserjes del Museo del Ejercito de España de El Alcazar de Toledo, a los que despidió entre el 29 de octubre y el 27 de noviembre del año pasado por estar afiliados a CCOO.

En la rueda de prensa también participó Carlos Calvo, delegado sindical de CCOO en Proman y uno de los trabajadores cuyo despido ha sido anulado por la Justicia. Calvo, que agradeció el trabajo sindical y jurídico de CCOO, resaltó que “se ha demostrado que esta empresa no es demasiado limpia” y pidió que “empresas como Proman no estén en los organismos públicos.”

El secretario general de CCOO recordó que esta misma empresa está “imputada por cohecho con una parte de las manzanas podridas del Ejército de España. El juez tiene que determinar si son o no delincuentes, eso está por ver, pero que los directivos de Proman son unos golfos, unos piratas, eso ya está probado, ha quedado de manifiesto gracias al mérito de la gente que lo ha peleado”

Gil explicó que Proman se hizo con la contrata del servicio de conserjería del Museo del Ejército el 1 de octubre de 2014; e inmediatamente, “sin mediar razón ni mucho menos negociación”, rebajó en 200 euros el salario de los trabajadores. “Iban a ganar 500 euros escasos. Un atropello, una barbaridad”

Los trabajadores acudieron a su sindicato, CCOO, que, para poder tener interlocución con la empresa y, en su caso, promover conflicto colectivo, convocó elecciones sindicales en el centro de trabajo.

“Proman quería tapar las barbaridades que estaba perpetrando” e hizo todo lo posible por impedir que se celebraran esas elecciones, que “se tuvieron que celebrar en la calle, ante notario. La empresa impidió que se pudieran celebrar en el interior del Museo”, hecho por el que la Inspección de Trabajo impuso a Proman una sanción de más de 6.000 euros.

Pero, además, en cuanto supo que CCOO había convocado elecciones, Proman “busca, persigue y despide a todos los trabajadores que estaban afiliados a CCOO. Una persecución en toda regla, en pleno siglo XXI, una persecución al hombre, a la mujer, a la gente que estaba afiliada a CCOO, para despedirlos”

Así, a lo largo del mes siguiente a la convocatoria de las elecciones, Proman despidió a los 12 conserjes; despidos que la magistrada de Lo Social de Toledo ha declarado nulos por vulneración del derecho fundamental de Libertad Sindical. La empresa tendrá que readmitirlos de inmediato y abonarles los salarios que han dejado de percibir desde que los despidió.

“Ha sido un conflicto laboral durísimo el que se ha vivido en el Museo del Ejército, una batalla esencialmente por la dignidad de las personas contra una empresa sin escrúpulos que pretendía aplicar a sus trabajadores condiciones de semiesclavitud”, recalcó Gil.

Los trabajadores “han aguantado mucho, han sido capaces de defender sus derechos contra viento y marea y contra gente no poco poderosa. Pero cuando se tiene convicción y se pelea, normalmente ganamos. Hoy hemos ganado, y de una manera rotunda. Los derechos de los trabajadores han reconquistado El Alcázar; con la colaboración –quiero subrayarlo- de la parte más sensible del Ejército de España” destacó Gil.

“Quiero reconocer esa sensibilidad –de los mandos del Ejército en el Alcázar de Toledo. Su testimonio (en el proceso judicial contra los despidos ahora anulados) ha facilitado que la Justicia haga eso: Justicia”

“La raíz del problema es que se ha pisoteado la democracia en esa empresa, se ha atentado contra los derechos fundamentales de las personas, Proman ha violado la propia Constitución, como reconoce la magistrada en su sentencia”

“Son temas de mucho calado y muy preocupantes, que ocurren en otros muchos lugares”, dijo Gil, que calificó la sentencia de “histórica. Es una sentencia social y sindicalmente de primera magnitud, que tenemos que hacer valer aquí y fuera de aquí”

Tras la sentencia, dijo Gil, se podrá “reiniciar una relación de normalidad laboral” en el Museo del Ejército, si bien “será difícil con la actual empresa, esperemos que cambie pronto”.

Pero también, Gil recalcó que el sindicato trabaja ya con el Gobierno de CLM “en una regulación general de las contratas más clara, más precisa, más exigente”, y expresó su confianza en que esta nueva regulación, que afectará a cerca de 30.000 personas, gran parte de ellos mujeres, esté vigente en la región a partir del primer trimestre de 2016.