Región

En el marco de una convocatoria lanzada por la Comisión Europea

Castilla-La Mancha presenta su candidatura para ser elegida región modelo europea en el ámbito de la economía circular

El Gobierno regional apuesta por este tipo de economía como uno de los ejes de su desarrollo económico, social y territorial

A través de esta candidatura, Castilla-La Mancha hace una apuesta decidida de futuro por un modelo económico que aproveche de forma eficiente recursos, con menor generación de residuos y un mayor aprovechamiento, y con una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático

La Comarca

01/12/2015

(Última actualización: 01/12/2015 20:28)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado su candidatura en el marco de una convocatoria lanzada por la Comisión Europea, en el mes de septiembre de este año, para ser considerada región ‘demostradora’ europea en el ámbito de la economía circular, es decir, aquellas que apuestan por mantener el valor añadido de los productos el mayor tiempo posible, de modo que puedan continuar utilizándose con provecho una y otra vez para crear más valor, excluyendo los residuos.

La finalidad de esta convocatoria, ha explicado el director general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos, Cruz Fernández Mariscal, “es que Castilla-La Mancha sea elegida entre las 6 regiones modelo que puedan recibir asesoría especializada por parte de una empresa seleccionada por la Comisión Europea, para desarrollar una estrategia en favor de la economía circular en general y de la bioeconomía y de la simbiosis industrial en particular”.

A través de esta candidatura, según ha señalado, Castilla-La Mancha realiza “una apuesta decidida de futuro en pro de un modelo económico basado en un aprovechamiento más eficiente de los recursos, con una menor generación de residuos y un mayor aprovechamiento de los mismos, y con una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático”.

“Queremos recibir asistencia técnica para estructurar nuestra estrategia de economía circular con objeto de conseguir un contexto favorable a las inversiones y alcanzar los objetivos, generación de riqueza y conservación del medio ambiente, contando para ello con el apoyo de los fondos e instrumentos financieros de la Unión Europea”, ha recalcado el director general.

Creación de valor tecnológico y empleo verde

“Desde Castilla-La Mancha consideramos que la transición hacia una economía sostenible puede generar oportunidades de crear nuevos puestos de trabajo de calidad y transformar el empleo existente en empleo verde en diversos sectores”. Para ello, ha considerado Fernández Mariscal, Castilla-La Mancha pretende la creación de valor tecnológico y puestos de trabajo ligados a la gestión de masas forestales, del potencial agrícola de la región y de la gestión de los residuos urbanos e industriales.

Los objetivos que Castilla-La Mancha plantea a través de esta propuesta, ha explicado, “se alinean plenamente con los objetivos que están presentes en la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático”, que está teniendo lugar en París: el compromiso de reducción de emisiones, la movilización de recursos económicos para que la temperatura media no aumente más del objetivo de los 2ºC, el desarrollo y la transferencia de tecnología y la creación de capacidades para la mitigación del cambio climático.

Asimismo Fernández Mariscal ha explicado que la propuesta presentada ha recibido un amplio respaldo del tejido productivo e institucional de la región, contando con el apoyo expreso de la Universidad de Castilla-La Mancha, de la Universidad de Alcalá de Henares, de la Federación de Municipios y Provincias, de la Confederación Regional de Empresarios, de las organizaciones ecologistas y del Ministerio de Economía y Competitividad, entre otras instituciones y organizaciones.