Provincia

Prioritariamente se concederán a jubilados, discapacitados, desempleados de larga duración, familias numerosas y personas en situación de riesgo de exclusión social

El Ayuntamiento de Terrinches pone en marcha un proyecto de huertos sociales en el paraje de La Hoya

La Comarca

01/12/2015

(Última actualización: 01/12/2015 21:24)

Imprimir

El Ayuntamiento de Terrinches (Ciudad Real) va a iniciar un proyecto de huertos sociales, que consistirá en una serie de pequeñas parcelas que se ubicarán en el Paraje de La Hoya y permitirán la obtención de una pequeña producción de hortalizas para el autoconsumo.

Los huertos sociales de titularidad municipal, cuya ordenanza para regular las autorizaciones de uso se aprobó en el último pleno por unanimidad, a iniciativa del grupo socialista, contarán con todo lo necesario para el cultivo y el aprovechamiento agrícola.

Cualquier vecino de Terrinches mayor de edad que lleve al menos 3 meses empadronado y que no tenga en propiedad ninguna finca rústica o explotación agrícola, entre otros requisitos, podrá optar a una de estas parcelas. En la concesión tendrán prioridad, jubilados, discapacitados, desempleados de larga duración, familias numerosas y personas en situación de riesgo de exclusión social. Además esta se hará por concurrencia pública y atendiendo a criterios socioeconómicos.

La primera adjudicación será por un año, desde el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2017. Las siguientes tendrán una duración de dos años y un precio de 25 euros.

El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, ha valorado positivamente esta iniciativa, no solo porque es una manera de potenciar la cultura ecológica, sino también porque permitirá “recuperar espacios urbanos y variedades locales de cultivos, que en muchos casos están casi desaparecidos, además de dar una ocupación a muchos vecinos; todo eso sin contar los beneficios, tanto sociales como de autoabastecimiento que les puede reportar el huerto”.

Además, según Peláez está previsto que en la época de cultivo se realicen jornadas de puertas abiertas a petición de colegios o institutos de la localidad, para mostrar así a los más jóvenes cómo se realizan las tareas agrícolas propias de un huerto y fomentando el contacto directo con la naturaleza.