Puertollano

En un escrito remitido por la presidenta de la federación de empresarios, Delia Ruiz-Zorrilla, a la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández

FEPU presenta varias alegaciones a las ordenanzas aprobadas "provisionalmente" por el Ayuntamiento de Puertollano

Propone una rebaja de los distintos tipos impositivos, tasas y demás gravámenes regulados por las Ordenanzas fiscales o deducción porcentual del 10 %

La Comarca

01/12/2015

(Última actualización: 01/12/2015 21:25)

Imprimir

La Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano ha presentado varias alegaciones a la modificación de ordenanzas fiscales aprobadas “provisionalmente” el pasado mes de octubre por el Ayuntamiento de Puertollano, en las que se insiste en la necesidad de reducir cualquier imposición fiscal tributaria o tarifaria que venga ya ordenada y en todo caso, dejar de aplicar cualquier subida o incremento por mínimo que sea.

En una nota de prensa, FEPU asevera que la situación de crisis sigue castigando a las pymes y al sector del pequeño comercio de Puertollano y “lejos de mejorar, por el contrario, cada día observamos con preocupación y temor como empeora la situación, como se cierran empresas y negocios, como nuestros comercios aparecen vacíos y sin movimiento en horas punta y como cunde una sensación de desencanto en la población, que no deja de ser frustrante y peligroso para nuestro futuro y el conjunto de nuestra comarca”.

Pese a ello “no se han observado iniciativas en el Ayuntamiento de Puertollano tendentes a invertir la tendencia negativa, viéndonos obligados a reproducir peticiones que pueden resultar consabidas y a las que no se presta la debida atención, como ponderar y requerir una sensibilidad especial y unas condiciones más favorables para todo el tejido empresarial y comercial de la localidad”.

En el escrito remitido por la presidenta de la federación de empresarios Delia Ruiz-Zorrilla Herranz a la alcaldesa Mayte Fernández, la federación propone una rebaja de los distintos tipos impositivos, tasas y demás gravámenes regulados por las Ordenanzas fiscales o deducción porcentual del 10 % “como una de las medidas aconsejable y necesaria, con la que incentivar las inversiones, el consumo y el empleo y así se consiga dar vida a una población que cada día se ve más abocada a depender de ayudas o de sistemas de contratación que, lejos de aliviar o favorecer una mejora de la situación, la convierten en crónica y poco halagüeña”.

Por otro lado, la Federación recuerda que ha presentado también varias alegaciones a la ordenanza fiscal que afecta a la asociación de hostelería referida a las terrazas de bares o “Tasa por ocupación de terrenos de uso público por mesas, sillas y otros elementos con finalidad lucrativa”. En este sentido FEPU ha vuelto a insistir en solicitar una reducción del 10 % o en su caso queden congeladas las tasas aplicadas en 2015.

Igualmente reclaman para el año que viene una compensación del 15 % sobre el importe de la Tasa para todas las categorías de calles, debido a las importantes pérdidas que se han producido en todos los establecimientos de hostelería con terraza, debido a las circunstancias climatológicas del pasado verano y solicitan una revisión exhaustiva de las calles clasificadas por categorías, dado que las circunstancias del municipio han cambiado y algunas calles de las que se encuentran clasificadas como zona extra no deberían estar allí ubicadas y otras que se encuentran en el resto de la ciudad tampoco les deberían corresponder tal categoría.

A juicio del sector de hostelería de FEPU existe un importante agravio comparativo entre los importes de las tasas referidas a la temporada de verano con respeto a las tasas de todo el año, siendo estas últimas totalmente desmesuradas. Por ello sugieren que se revisen a la baja, para que ambos importes queden compensados y de este modo haya más establecimientos que apuesten por mantener sus terrazas todo el año, con el consiguiente beneficio para toda la población y del propio Ayuntamiento.

Además, la organización empresarial solicita e insiste en pagar la tasa de ocupación de temporada de verano por cuatrimestres y la del resto del año por trimestre, con el fin de evitar el injusto pago por toda la temporada completa.

Para finalizar, y respecto a la céntrica zona ZAS (zona acústicamente saturada), la Federación de empresarios considera que se encuentra en una importante desventaja con respecto al resto de calles, debido a que su horario de cierre se produce una hora antes que en las demás zonas hosteleras de la ciudad, de tal manera que los negocios de la mencionada zona han tenido una pérdida de 122 horas de servicios a clientes. Motivo justificable para alegar y reclamar también para los negocios de estas calles una reducción en las tasas del 10 % tanto en la temporada de verano como para el resto del año.