Región

La entidad pide esfuerzos para atender a las víctimas con discapacidad

CERMI CLM pide un pacto de estado contra la violencia de género que aborde el acoso a través de las nuevas tecnologías a mujeres con discapacidad

CERMI Castilla-La Mancha se suma de este modo al manifiesto elaborado por el Comité a nivel estatal, que se puede encontrar en formato accesible

La Comarca

25/11/2015

(Última actualización: 25/11/2015 21:29)

Imprimir

El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (CERMI CLM) ha reclamado ante las próximas elecciones generales un pacto de estado para luchar contra la violencia de género, que incluya también medidas contra el acoso que sufren mujeres y niñas a través de las nuevas tecnologías, incluyendo las que tienen discapacidad.

De esta manera, CERMI CLM se suma al manifiesto elaborado por la entidad a nivel estatal con motivo de la celebración este miércoles del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que además se puede leer en lectura fácil, en pictogramas, en braille y en lengua de signos. Precisamente, el CERMI expresa su agradecimiento a las organizaciones que han hecho posible que este documento pueda llegar a toda la población, garantizando su plena accesibilidad.

En concreto, el CERMI, que se suma a la ONU y a la UE en su demanda de atender en mayor medida a la violencia de género a través de las redes sociales, pide que “se proporcione seguridad y formación adecuada a las mujeres y niñas con discapacidad, así como a sus familias, sobre la manera de prevenir, reconocer y denunciar los casos del ciberacoso, abuso y violencia a través de internet y las redes sociales”. Para ello, es preciso poner a su disposición información y formatos accesibles sobre los servicios de apoyo y medidas legales existentes, algo en lo que todavía queda mucho por avanzar.

A juicio de la entidad, es necesario realizar estudios y estadísticas que pongan de manifiesto la realidad de las poblaciones en situación de mayor riesgo a la violencia a través de las nuevas tecnologías y el ciberacoso. Y es que, los estudios y estadísticas que se desarrollan sobre la violencia en las nuevas tecnologías no incluyen la discapacidad ni tampoco otros factores de riesgo, lo que impide poder prevenirla.

Además, el Comité recuerda que una de cada 10 mujeres de la Unión Europea declara haber sufrido ciberacoso desde la edad de los 15 años, lo que incluye haber recibido correos electrónicos o mensajes SMS no deseados, sexualmente explícitos y ofensivos, o bien intentos inapropiados y ofensivos en las redes sociales. Además, alerta de que esta circunstancia la sufren en mayor medida quienes tienen entre 18 y 29 años. Esta situación se agrava por razón de discapacidad, etnia y orientación sexual.