Opinión

Carta al director de una madre (Natividad Martín) cuya hija se vio inmersa en el mundo de las drogas y hoy en día está totalmente rehabilitada

Mi hija volvió a la vida

La Comarca

13/11/2015

(Última actualización: 14/11/2015 08:23)

Imprimir

¡Hola a todos! Mi nombre es Nati y les quiero hacer llegar mi historia a las miles de madres que están angustiadas por ver cómo sus hijos se están matando por culpa de las drogas y el alcohol. He de confesar que mis palabras hoy las escribo desde una tranquilidad absoluta, ya que mi hija lleva muchos años rehabilitada gracias a Narconon Los Molinos.

Somos gente humilde de un pueblo de La Mancha, yo no sabía cómo era un porro y mucho menos podía imaginar lo que mi hija estaba haciendo, cada vez la veía más demacrada, más distante, veía que algo ocurría, hasta que me enteré de que estaba metida de lleno en el mundo de las drogas… Ya no era mi hija, era una desconocida que vagaba sin rumbo, que había perdido la alegría y las ganas de vivir, y empezó mi calvario.

Perdida, sin saber qué hacer y con un dolor en el corazón que me estaba matando, busqué ayuda, la llevé a varios sitios y psiquiatras, pero lejos de ayudarla no paraban de darle pastillas y cada día que pasaba perdía vida, la tenían totalmente anestesiada en casa, se había convertido en un mueble inerte. Esas malditas pastillas la estaban alejando cada vez más de la realidad.

Y ya, cuando no sabía qué hacer, veía a mi hija con tan solo 23 años sin ganas de nada, infeliz, sin poder pensar por sí misma, sin alegría, totalmente ida y metida en un pozo de drogas y tratamientos psiquiátricos que no llevaban a ninguna parte… yo y su padre estábamos muriendo con ella porque estábamos totalmente perdidos y frustrados porque queríamos salvarla, pero no sabíamos cómo.

Una madre de un muchacho rehabilitado del pueblo nos recomendó Narconon Los Molinos, no lo pensamos y de inmediato ingresamos allí a mi hija, y… ¡funcionó! Mi hija volvió a sonreír, a tener metas, a querer vivir, a pensar por sí misma, y por supuesto no volvió a consumir ningún tipo de droga, y no volvió a necesitar ni una pastilla para poder llevar vida completamente normal. Me devolvieron a mi hija.

De esto hace ya años, hoy es una mujer feliz, es madre de dos preciosas hijas, tiene su trabajo, su vida, y cada día que pasa doy gracias por haberla llevado al centro, pues el día que mi hija ingresó en Narconon Los Molinos volvió a nacer.

Espero poder haber ayudado a alguien, pues os aseguro que las drogas sí tienen solución. Podéis llamar al 91 855 35 15.

Un abrazo muy fuerte,

Natividad Martín