Nacional

Nota de prensa

La Unión de Uniones considera que el sector lácteo necesita soluciones y no acuerdo de buenas intenciones

El acuerdo para la sostenibilidad del sector lácteo que ha firmado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no cumple con los objetivos esperados por el sector ganadero

La Comarca

26/10/2015

(Última actualización: 29/10/2015 19:57)

Imprimir

Esta mañana, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se ha reunido con los firmantes del acuerdo para la sostenibilidad del sector lácteo para analizar los resultados tras la firma del acuerdo alcanzado el pasado.

Dos meses después de la firma del acuerdo, la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos señala que los precios que perciben los ganaderos siguen manteniéndose muy por debajo de los costes de producción que tienen las explotaciones ganaderas. A pesar de que ciertas industrias han decidido subir ligeramente el precio que pagan a sus ganaderos, Unión de Uniones observa que esto es debido a la estacionalidad y no a un mayor compromiso con el sector.

Esta tendencia al alza, ligada en su mayoría a la estacionalidad de la época, no se ha visto reflejada en todas las industrias y algunas han decidido bajar 7 euros por tonelada hasta diciembre de 2015, lo que se traduce en que el acuerdo no ha conseguido los objetivos planteados por el Ministerio.

La situación de crisis que vive el sector lácteo necesita soluciones y no acuerdos de buenas intenciones que no dan garantías de que la situación crítica de los ganaderos de vacuno de leche se vaya a solucionar en un corto periodo de tiempo.

El reparto de esta ayuda de mínimis que ha llegado a aproximadamente a 6.800 de las 17.000 explotaciones existentes, de las cuales 2.200 se consideran las más afectadas por la reducción de precio, pretende inyectar liquidez para salir de la situación de emergencia. Según Unión de Uniones el problema continúa sin estar resuelto dado que se ha atajado tomando en consideración las variables equivocadas y el Ministerio sigue sin tener en cuenta los costes de producción, por lo que acaba favoreciendo a las industrias que menos pagan, dejando a algunos agricultores con una ayuda ridícula, de 85€, que, en muchas ocasiones, con los costes administrativos, no merece siquiera la pena cobrar.

Unión de Uniones considera que el acuerdo firmado, similar al que ya se firmó hace seis años, se va a traducir en un acuerdo de buenas intenciones, por lo que desde esta Organización se exige que exista un compromiso real de todas las partes que haga posible que el ganadero pueda vender el litro de leche, como mínimo, cubriendo los costes de producción para que realmente existan garantías de que la situación crítica del sector se solucione.