Región

En una reunión celebrada en la Consejería de Bienestar Social

La Mesa de Coordinación para la Ayuda a las Personas Refugiadas se constituye por la Administración regional, entidades sociales y FEMP-CLM

En su primera sesión decide crear una comisión para elaborar un mapa de recursos, unificar los mensajes de necesidades reales de acogida y mantener contacto permanente entre sus miembros

La Comarca

23/09/2015

(Última actualización: 23/09/2015 22:07)

Imprimir

La consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha acogía este mediodía la constitución de la Mesa de Coordinación para la Ayuda a las Personas Refugiadas que lleguen a la región, formada por miembros de la Administración regional, entidades sociales y la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha.

Se trata de la segunda iniciativa impulsada en Castilla-La Mancha tras la Oficina Regional de Atención a las Personas Refugiadas y a la convocatoria, realizada por la Consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, han acudido además de representantes de todas las consejerías regionales, los de entidades como ACCEM-CLM, Cruz Roja, Cáritas, EAPN-CLM y Coordinadora de ONGD´s , así como la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha.

Además de la propia Consejería de Bienestar Social han participado directores generales de las consejerías de Sanidad; Educación, Cultura y Deportes; Economía, Empresas y Empleo; Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural; Fomento ; Hacienda y Administraciones Públicas; directora del Instituto de la Mujer y representante de la Portavocía del Gobierno de Castilla-La Mancha.

La mesa se constituye con el objetivo de elaborar una Guía de Recursos de Acogida para personas refugiadas en la región, para coordinar la información solicitada por el Ministerio de Empleo y Seguridad en la Comisión Intersectorial de Inmigración, para elaborar un protocolo que garantice la creación de una sólida red regional de acogida, atención e integración social y para poner en marcha estrategias de sensibilización dirigidas a la población.

Como primer punto del día, la mesa ha sido informada por parte del director general de Acción Social y Cooperación de los resultados de la primera semana de funcionamiento de la Oficina Regional de Atención a las Personas Refugiadas, que ha recibido hasta el momento 22 ofrecimientos de recursos y servicios por parte de particulares y entidades sociales de la región.

La Consejera de Bienestar Social ha recordado que son muchos los datos que falta conocer por parte del Gobierno de España sobre el número de refugiados que llegarán finalmente a la región, el calendario de llegada, si vendrán en grupos o de manera escalonada, con qué perfiles profesionales y si tendrán o no la tarjeta de refugiado que les habilita para tener todos los derechos civiles excepto el de voto.

Aurelia Sánchez ha subrayado que, con la constitución de esta mesa de coordinación, el Gobierno de Castilla-La Mancha sigue trabajando de manera constante para garantizar una respuesta adecuada a la acogida de personas que soliciten asilo internacional en nuestra región, en dos vertientes: la de acogida inicial y la integración social.

Además, la consejera ha recalcado que el Gobierno regional va a seguir exigiendo al Gobierno de España, competente en la atención a refugiados, una asignación de los fondos destinados a su atención, que se destine a las Comunidades Autónomas, con el objeto de financiar los servicios que estas personas van a recibir por parte de la Administración regional, dejando claro que ello no va a suponer ninguna merma en la atención que la Consejería de Bienestar Social viene prestando a las personas que más lo necesitan.

La primera sesión de la mesa ha concluido con tres acuerdos por parte de sus miembros: crear una comisión para elaborar un mapa de recursos de acogida; ofrecer por parte de la Oficina Regional de Apoyo a las Personas Refugiadas una información con mensajes claros sobre cuáles son las necesidades reales de acogida y establecer una red de información telemática permanente con todos y cada uno de los miembros de la mesa.