Daimiel

Más de un centenar de sacos de serrín en colores azul, verde, rojo y amarillo han empleado las 40 personas que se han implicado en la elaboración de las dos alfombras florales por las que procesiona la Patrona de Daimiel la noche del 1 de septiembre

Devoción a la Virgen de las Cruces de Daimiel

Dos horas de trabajo, tras las cuales se ha celebrado función religiosa en honor a la “Morenita” con una asistencia que superó el medio millar de fieles

La Comarca

01/09/2015

(Última actualización: 02/09/2015 08:08)

Imprimir

Más de 100 sacos de serrín en colores azul, verde, rojo y amarillo han sido los materiales que unas 40 personas, entre ellas varios miembros de la hermandad de la Virgen de las Cruces, de la asociación Aires Nuevos y del Centro de Mayores, han empleado para realizar la alfombra floral por la que la Patrona procesiona la noche del martes 1 de septiembre. Desde las 7:00 horas de la mañana en torno a dos horas de trabajo ha sido el tiempo que estos voluntarios han tardado en confeccionar tanto la alfombra que ocupa toda la calle Virgen de las Cruces, como una más pequeña en la entrada principal de la iglesia de Santa María.

Ornamentación de serrín que “este año incluye un color más y unos motivos decorativos más complejos que en otras ocasiones, en la que destaca una greca amarilla y verde en los laterales, siendo el color azul el escogido para el fondo de la alfombra y en el que se destacaban otros motivos florales en rojo y amarillo”, según comentaba Vicente Gómez-Limón, uno de los miembros y colaboradores en la realización de la alfombra. De esta forma, todo ha quedado listo para que a partir de las 21:00 horas la Virgen de las Cruces pase por sendas alfombras durante la procesión que se celebra en su honor el primero de septiembre.

Y tras esta primera actividad, la hermandad de la Virgen de las Cruces ha continuado con la agenda del día celebrándose tradicional función religiosa, en la que más de medio millar de fieles y daimieleños abarrotaban la iglesia de Santa María. Engalanada con un traje azul y con varios centros florales, la Virgen ha presidido la eucaristía que, en esta ocasión, ha estado oficiada por el padre carmelita Manuel Martín de la Sierra, acompañado por otros tantos sacerdotes. Misa en la que también ha estado presente el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, el presidente de la hermandad, Paulino García de la Camacha, así como las Reinas y Damas de las Feria y Fiestas, entre otras autoridades locales y personalidades del ámbito cofrade y del tejido asociativo de Daimiel.