Manzanares

En el Pleno celebrado el pasado martes

El Equipo de Gobierno de Manzanares considera que las demandas de transparencia están atendidas en el Ayuntamiento

La Comarca

26/08/2015

(Última actualización: 27/08/2015 09:57)

Imprimir

Las demandas de los grupos de la oposición en la Corporación sobre la toma de medidas de transparencia y visibilidad de las cuentas públicas del Ayuntamiento de Manzanares centraron gran parte del debate en la sesión plenaria del martes. El Partido Popular solicitó la contratación de una empresa externa al Ayuntamiento para que realice un informe con el balance de la situación municipal a fecha 31 de mayo de 2015, e Izquierda Unida una auditoría por parte del Tribunal de Cuentas del Estado.

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Manuel Martín-Gaitero, defendió la elaboración de un informe con el balance de la situación económica, financiera y patrimonial municipal a fecha 31 de mayo con el fin de obtener una “radiografía” de las cuentas del Ayuntamiento, a través de una herramienta “fiable” y que sirva para conocer la evolución, puesto que ya existe un informe similar a fecha del 31 de mayo de 2011 que encargó el Equipo de Gobierno anterior. También señaló que este informe “ayudará a mejorar el funcionamiento de la gestión municipal”.

Más exigente, el portavoz del Grupo Municipal de IU, Miguel Ramírez, propuso solicitar al Tribunal de Cuentas y a la Mesa de las Cortes Generales que inicien los trámites oportunos para que este tribunal realice una auditoría de la actividad económico-financiera del Ayuntamiento de Manzanares para el periodo 2009-2014, que a su juicio “ha tenido el mayor gasto público y el mayor endeudamiento” de la historia reciente de la localidad, y que “ha incluido más derroches y despilfarros”. Tras destacar que “sólo en los últimos años se han gastado más de 20 millones de euros en inversiones en el Ayuntamiento”, Ramírez, en aras de la transparencia, también pidió un análisis aún más profundo de la gestión de las obras del caz.

Sin aceptar la “urgencia” de las dos mociones presentadas, a diferencia del resto de los grupos políticos, la portavoz del Equipo de Gobierno, Beatriz Labián, expresó que no entendía “el arrebato” por fiscalizar las cuentas, ni tampoco “la sospecha tan grande” que existe en el Ayuntamiento para que los grupos coincidieran en reclamar estas auditorías. Labián pidió “calma” y “sentido común”, pues consideró que las demandas de transparencia están ya atendidas “con la nueva Comisión de Hacienda, la Comisión Especial de Cuentas y la aprobación de la Cuenta General del Ayuntamiento”.

Además, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, subrayó que “cualquier miembro de la Corporación puede saber hasta el último céntimo que se gasta en el Ayuntamiento en cualquier momento”. Nieva expresó que “las gestiones son impecables” y destacó que el Grupo Socialista “en ningún momento hemos puesto en cuestión la fiscalización de las cuentas por la intervención”. El alcalde también consideró “negativo” para la imagen del Consistorio pedir esta auditoría y aseguró que el Equipo de Gobierno “actuará ante cualquier tipo de desvío de facturas”; y por ello hizo referencia a las facturas de más de 6.700 euros derivadas del convenio que firmó la concejala María Josefa Aranda por la recogida de palomas y que no conllevaba ningún tipo de financiación.

El Equipo de Gobierno estuvo en contra de gastar miles de euros en este tipo de actuaciones (el informe solicitado por el PP costó en 2011 un total de 7.000 euros) y de “entorpecer” la actividad de los técnicos de intervención. Asimismo, Labián añadió que el Grupo Socialista “está de acuerdo en que la obra del caz ha sido un despropósito, pues empezó sin informe de supervisión, no tenía la autorización de Adif y el Ayuntamiento no elaboró la modificación de su proyecto a pesar de que desde febrero sabía que era inviable la obra”, pero consideró que “no se podía mezclar el tema con una auditoría general”. Además, en relación a la propuesta del PP, la concejala también expresó que este informe sería “sesgado” y no tendría “utilidad” porque carece de profundidad.

Con respecto a la propuesta de IU, Martín-Gaitero señaló que su fórmula era la más “acertada”, porque una auditoría supondría “plazos mucho más largos”, sería “más costosa” y porque normalmente la intervención del Tribunal de Cuentas suele llevar aparejada algún tipo de denuncias. Tras considerar que su propuesta era “más ágil” y “fácil de entender”, el portavoz popular destacó que “nunca ha habido una obra tan fiscalizada como la del caz”, que cuenta con control europeo y de la Agencia del Agua.

Asimismo, a la vez que reiteraba la necesidad de la publicación en la web municipal del informe que quieren que se realice, Martín-Gaitero respondió a las críticas realizadas por parte del Grupo Municipal Socialista con que el Equipo de Gobierno “intenta mantener a los vecinos en la ignorancia”.

El concejal de ACM, Juan Luis Parejo estuvo de acuerdo con las medidas de transparencia, y además de reiterar las ventajas de una auditoría externa, también anunció que pedirá una auditoría interna elaborada por los técnicos de intervención del Ayuntamiento. Con respecto al informe sobre el estado real de la situación económica, financiera y patrimonial del Ayuntamiento defendido por el PP, Parejo lo tildó de “insuficiente”.

En consonancia con las propuestas incluidas en su programa electoral, el concejal de UpyD, Jerónimo Romero-Nieva, estuvo a favor de la auditoría en respuesta a “la preocupación ciudadana”, aunque confío en que “la gestión ha sido adecuada en el Ayuntamiento”. Ahora bien, no apoyó el informe propuesto por el PP por dar “pocos datos de interés relevante” y no haber implicado “cambios trascendentes” previamente. Romero-Nieva también solicitó la convocatoria en breve de la Comisión de Hacienda.

Por su parte, Miguel Ramírez criticó la propuesta popular porque parece “un lavado de cara” de la gestión y porque a su juicio “no daría una imagen fiel del Ayuntamiento”.

En la votación de la auditoría externa los tres grupos minoritarios, ACM, UpyD e IU, votaron a favor, el PSOE en contra y el PP se abstuvo; mientras que en la realización del informe de balance sólo estuvo de acuerdo el PP, ACM se abstuvo y el resto de grupos estuvieron en contra.