Región

La formación ha mostrado su preocupación por los recortes estivales que ya han comenzado a producirse en la sanidad regional

IU-CLM pide que no haya cierres de plantas ni recortes sanitarios durante el verano

Martínez: “Los cierres de plantas en nuestros hospitales no solo provocan esperas y retrasos, también complicaciones organizativas y una atención más complicada”

La Comarca

18/06/2015

(Última actualización: 19/06/2015 09:15)

Imprimir

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha pedido este jueves por la mañana al gobierno saliente y al entrante, a través de su Coordinador Regional, Daniel Martínez, que cesen los cierres de plantas y otros recortes que sólo buscan el ahorro indiscriminado en este periodo estival que comienza. Así, desde la formación destacan que, como resaltan los propios profesionales, no es solo el daño que se produce a los servicios al ciudadano con la reducción de camas, sino que, en no pocas ocasiones, se crean situaciones organizativas complejas y cierto caos que en nada beneficia a las y los pacientes.

En este sentido se ha expresado Martínez, que ha querido destacar que no es el primer verano que sucede y que esta práctica debe terminar. Los hospitales donde se ha recortado durante el verano en la región son varios y entendemos que deben primar, en la organización de los centros hospitalarios, la atención al paciente.

El Partido Popular ha gestionado los servicios públicos en general, y la sanidad en particular, bajo unos criterios economicistas y no bajo la premisa de dar un mejor servicio a sus conciudadanos. Así, se han dejado de tener en cuenta durante estos cuatro años las verdaderas necesidades asistenciales y se ha legislado con medidas, como la que estamos analizando, totalmente injustificadas.

Esto se une, como ha continuado explicando Martínez, a la falta de personal habitual en la sanidad regional, lo que alarga las esperas, hace más compleja la atención y que está siendo sustituida por la buena acción de las y los profesionales del sector durante todo el año. Profesionales que, en estos meses, verán incrementada su carga de trabajo por evitar nuevas contrataciones.