Opinión

Artículo de opinión de un concejal del Grupo Popular de Puertollano

"¿Cómo podemos entender que una población como Puertollano no tenga el privilegio de estar presente en la Diputación Provincial?"

Joaquín G. Cuevas Holgado

18/06/2015

(Última actualización: 19/06/2015 07:15)

Imprimir

¿Hasta donde hay que aguantar manteniendo las formas para que luego no digan que los trapos sucios hay que lavarlos dentro de casa? Esto es algo que se ha venido haciendo siempre para que la imagen de los partidos políticos quede indemne de las críticas ajenas.

Es cómodo asumir el fracaso sin responsabilidad, simplemente pretendiendo aguantar la vela que ha izado el fracaso electoral de muchos como consecuencia de no saber decir a tiempo que la regeneración política es para todos y no para algunos.

Nos aferramos al poder orgánico del partido por cuestiones partidistas y no por defensa de las siglas políticas que arropan a este gran Partido Popular. En estos momentos y después de llegar a su techo máximo de esplendor, hay dirigentes provinciales y como no, dirigentes Regionales llamados “apagafuegos”, que creen tener el derecho de opinar de las personas que hacen una política mucho más humilde y sincera, política de acercamiento, de familia, de la que ellos no conocen ni han querido conocer (sin duda creen estar por encima de todos nosotros).

El cambio político comienza desde la humildad, la honradez y la honestidad pero nunca desde el interés personal, la hipocresía y como no, desde la demagogia que tantas veces ellos mismos han utilizado para criticar a su adversario político, y digo adversario porque como bien decía Winston Churchill “el enemigo lo tienes en casa”.

Las horas de desvelo, trabajo y esfuerzo que hemos dedicado quienes trabajamos a pie de pueblo, defendiendo lo que es justo y sensato para iniciar un cambio en pro del bienestar de los ciudadanos Castellano Manchegos; quedan en agua de borrajas. La causa es que estos dirigentes que nos organizan creen tener el derecho de seguir dirigiendo los destinos de este partido sin disposición real alguna a que la regeneración política sea una realidad. El continuismo es su lema y la utilización de las personas con el único fin de medrar en su carrera política es el objetivo principal.

Hay decisiones políticas como es el caso de la designación de los Diputados Provinciales que responden más al capricho e intereses de la presidencia provincial que a la verdadera atención de zonas rurales, demarcaciones estratégicas e incluso a poblaciones de 50.000 habitantes como es el caso de Puertollano.

Cada uno de los pueblos está en su derecho de revindicar su presencia institucional como Diputado Provincial pero también tenemos el derecho a demandar que esta decisión se fundamente en la más pura objetividad y no en la obcecación de la presidencia provincial. ¿Cómo podemos entender que una población como Puertollano no tenga el privilegio de estar presente en la Diputación Provincial? ¿Tendremos que aplicar la famosa frase manida en política, que dice:” quien se mueve no sale en la foto”?, ¿será que ya han dado el cupo de cargos en esta ciudad?, o simplemente ¿no hay fuerza moral para exigir lo que es de recibo?

Es una pena que entre unos y otros, todo se vaya al traste y que aquellos que lideran la Política Local no se planten para decir “Basta ya”. Puede resultar paradójico, pero cierto, que dentro de la misma organización Local, unos vayan en una dirección porque lo han perdido todo y otros pretendan recuperar lo inalcanzable.

La realidad es que ni uno ni otro, han estado a la altura de las circunstancias para seguir manteniendo la representación Provincial en los hombres y mujeres del grupo popular de Puertollano.

Por tanto, ante la negativa a asumir la derrota y la pretensión de ascenso político a costa de sacrificar ilusiones, esfuerzo y trabajo, no cabe más que la petición de DIMISIÓN.

Joaquín G. Cuevas Holgado

Concejal Grupo Popular