Deportes

Entrevista a Joaquín Castedo, técnico del Fútbol Sala Deportivo Puertollano

"Hemos acabado la temporada siendo un equipo muy competitivo y difícil de doblegar"

Una vez concluida la temporada 14/15, primera de los rojillos en la categoría de bronce del futbol sala nacional, y tras un breve periodo de reflexión, Joaquín Castedo, técnico del conjunto industrial nos hacía un repaso de lo acontecido a lo largo de esta temporada la cual concluyó con un meritorio octavo puesto en la liga y el primer título oficial del F.S.D. Puertollano, el título de campeón del Trofeo Copa Diputación ante un rival de la categoría del Valdepeñas F.S.

Javier García-Carpintero Box

19/05/2015

(Última actualización: 20/05/2015 12:19)

Imprimir

Despedida de la temporada con una victoria sobre un gran equipo como es el Triana FS...

Sí, partido muy difícil el que teníamos en la última jornada de liga, pero llegábamos con los deberes hechos y con la satisfacción de haber ganado la Copa Diputación dos días antes y eso nos dio mucha tranquilidad. El equipo volvió a dar la cara y a demostrar que hemos acabado siendo un equipo muy competitivo y difícil de doblegar y realizando un partido muy serio en defensa. Aprovechando nuestro juego de contraataque y algunas jugadas de estrategia conseguimos una nueva victoria ante un gran rival como Triana F.S. Hemos crecido mucho en los últimos meses a pesar de las adversidades y creo que eso es lo más importante

¿Este último partido con la temporada ya salvada fue un premio?

Sí, para nosotros era un partido en el que queríamos dar las gracias a nuestra afición por el apoyo que nos han brindado y aprovechando que jugábamos el último partido en nuestra casa queríamos conseguir una nueva victoria en ésta primera temporada en Segunda B y cerrar un año muy bonito con una semana inolvidable. Para nosotros era un premio jugar sin ninguna presión y poder seguir demostrando el potencial del grupo. Lo conseguimos y creo que era la mejor forma de acabar nuestra primera temporada en esta categoría.

Y la guinda el título de Campeón de Trofeo Copa Diputación ante un gran rival como es el Valdepeñas FS...

Sí, la importancia y el honor de ganar ante la categoría de este rival creo que engrandece el título conseguido. Como te decía antes, el equipo ha crecido mucho estos últimos meses y para nosotros era muy importante hacer un buen partido en esta final y queríamos rematar la faena del buen torneo hecho, ser campeones y llevarnos el trofeo. A la plantilla y al club le hacía mucha ilusión, sabíamos que era muy difícil pero fue un objetivo que nos marcamos a mitad de temporada. Además la rivalidad con Valdepeñas F.S. siempre es grande y más sabiendo que ellos habían disputado los play-off de ascenso a 1ª división y que era un equipo de superior categoría. Conseguimos un gran triunfo y será un bonito recuerdo para todos los que hemos estado este año en este vestuario. Creo que el equipo demostró todo el trabajo hecho a lo largo del año, que hay que confiar en este club, y como ya dije al finalizar el partido me quito el sombrero ante la actitud de mis jugadores y ante el partido que hicimos. Fue una gran alegría para todos y nos tiene que servir para seguir ilusionando con objetivos más ambiciosos y para seguir trabajando por cotas más altas

¿Pensabas que la temporada sería tan complicada?

Pues sabíamos que nuestro primer año en Segunda B no iba a ser fácil y que si queríamos conseguir el objetivo de mantener la categoría debíamos trabajar al 110 por ciento, con mucho compromiso y con mucha cabeza. Para toda la plantilla ha sido algo nuevo pero al final el trabajo y el esfuerzo tienen su recompensa y en ese aspecto estamos muy contentos. Lo peor han sido las lesiones, porque han hecho que todo se complique el doble. A lo largo de toda la temporada ha sido complicado poder contar con toda la plantilla pero el equipo se ha sobrepuesto ante las adversidades continuas y siempre hemos intentado mantener nuestra línea de trabajo.

Analízanos tu 1ª temporada al frente del FSD Puertollano.

Bueno, pues estoy muy contento con mi primera temporada, creo que ha sido un buen año por conseguir el objetivo marcado al comienzo y poder dar la oportunidad al club de competir la temporada siguiente otra vez en Segunda B. Y si a esto le unimos que hemos conseguido la IV Copa Diputación, y el primer trofeo oficial de este club, venciendo a rivales de mayor presupuesto que el nuestro y de la entidad de Manzanares F.S. y Valdepeñas F.S. pues estoy muy orgulloso de todo el trabajo realizado y del rendimiento de la plantilla. Creo además, fuera del resultadismo, que el equipo ha madurado mucho en su juego y hemos avanzado en relación a la temporada anterior. El potencial es grande, somos ahora un equipo difícil de vencer, y hemos intentado colocar pilares a partir de los cuales se siga creciendo y se consigan nuevas alegrías.

¿El mejor momento de la temporada?

Pues me quedo con la victoria ante Valdepeñas FS y la alegría que dimos a todo Puertollano y a la gente que nos arropó en esa final. Fue un partido para el recuerdo, y creo que el club se merecía un trofeo así. Dimos una grata sorpresa en la que pocos confiaban y demostramos el hambre de triunfo que tiene este equipo.

¿Y el peor?

Bueno, no creo que merezca la pena resaltar el peor momento de la temporada, para mí el ser entrenador es un privilegio y disfruto cada día con mi trabajo a si es que solo le veo cosas buenas. A lo largo de una temporada hay buenos y malos momentos pero mi carácter me hace olvidar los malos y solo aprovecharlos para seguir creciendo y mejorar, por eso no creo que haya algún momento peor. Esos problemas se tornan en oportunidades y seguimos adelante.

Personalmente, ¿cómo te has encontrado en el club en esta primera temporada?

Pues me sentido muy a gusto, rodeado de gente que quiere a este club y que pelea por lo mejor. El respaldo de la directiva encabezada por Pepe Castilla y José Luis Navarro ha sido total y me gustaría poder agradecer a todos los que han aportado su granito de arena y han trabajado por el equipo en este año tan duro y que ellos saben quiénes son.

¿Te ha sorprendido algún jugador de tu equipo?

En principio, conocía casi al completo la plantilla de esta temporada y sabía el rendimiento que podía llegar a dar. Pero, si es verdad que me he llevado sorpresas tanto negativas como positivas a lo largo del año, en aspectos técnico-tácticos y de vestuario y grupo. Es normal todo esto a lo largo de una temporada. El nivel de exigencia en competición es alto y ante estas circunstancias hay jugadores que por su carácter luchador y de cohesión se revelan ante los problemas, y me han llegado a dar sorpresas muy positivas mientras que otros con diferentes caracteres y motivaciones no han llegado a ese nivel de rendimiento.

¿Qué te ha parecido este Grupo V de la 2ª División B?

El grupo andaluz es un grupo con un rival como el Betis que creo que es de superior categoría, que está por encima de los demás y que ha vuelto a conseguir plaza para jugar play-off de manera más o menos cómoda, pero después hay 8, 10 equipos muy igualados en el que cualquiera pueda ganar a cualquiera. Los partidos fuera de casa son muy complicados y o compites al máximo de tus posibilidades o te puedes llevar muchos disgustos. Además es un grupo muy ecléctico que mezcla juventud y experiencia y donde la calidad técnica es muy alta con lo que todos los equipos tienen jugadores que pueden desnivelar partidos muy igualados. La verdad es que he disfrutado y creo que hemos aprendido mucho. Ahora sabemos qué nivel podemos dar y hasta donde podemos llegar y creo que eso debe ser un estímulo para el F.S.D. Puertollano la próxima temporada.

Es inevitable pensar ya en la próxima temporada. ¿El grueso del equipo está confeccionado ya?

Todavía no hemos hablado nada sobre la próxima temporada, creo que nos merecemos desconectar un poco ya que ha sido una temporada larga y dura, por lo tanto ahora mismo está todo en el aire. Cuando pasen unos días buscaremos lo mejor para el club. De todas formas, estoy seguro de que el año que viene el club debe aspirar a dar un paso hacia delante y de calidad y debe luchar por objetivos más ambiciosos. Para ello, como bien dices, el grueso del equipo está confeccionado, y haría falta retocar la plantilla con algunas bajas y realizar fichajes para formar un equipo aún más competitivo y con jugadores con experiencia en esta categoría. El club necesita jugadores con calidad, ilusión y compromiso, ya que es la única fórmula para conseguir nuevos éxitos.

Para finalizar, ¿qué le dirías a la afición?

Pues en primer lugar me gustaría dar las gracias a todos nuestros aficionados que nos han acompañado en esta temporada, tanto en los buenos como en los malos momentos. Hemos sentido su apoyo en el Pabellón Antonio Rivilla e incluso en desplazamientos fuera de casa a través de la Peña Ilusión Roja. Todavía recuerdo como rugían las gradas en el partido que empatamos al final en casa contra Mengíbar de Jaén. Muchas gracias a todos ellos y que confíen en este club que seguro seguirá trabajando para seguir avanzando y poder devolver a Puertollano a lo más alto del fútbol sala nacional en la LNFS, que es donde se merece estar. Y también me gustaría aprovechar para dar las gracias a todo el cuerpo técnico que ha estado conmigo esta temporada 2014/2015 con David Díaz, Javier Gª-Carpintero, Carlos Palomo, y la inestimable ayuda de Carlos nuestro fisio y Fernando Romero. Solo el trabajo en equipo te puede llevar a éxitos en un deporte colectivo como el fútbol sala.