Daimiel cierra una de las Semana Santas de mayor afluencia con ausencia de accidentes de tráfico

La portavoz, María Dolores Martín de Almagro, ha agradecido el esfuerzo de delegaciones como Policía Municipal, voluntarios de Protección Civil y servicios de limpieza viari

En su comparecencia, el Oficial Jefe de la Policía, Pablo Peña, ha destacado que no se han registrado ni accidentes de tráfico ni alcoholemias

La Comarca

08/04/2015

(Última actualización: 17/04/2015 12:58)

Imprimir

La portavoz del Ejecutivo local, María Dolores Martín de Almagro, ha agradecido este miércoles en rueda de prensa el trabajo desplegado por el cuerpo de Policía Local y el servicio de Limpieza Viaria durante la Semana Santa. Martín de Almagro ha valorado la implicación de todos los trabajadores y agentes, así como la colaboración que han prestado los voluntarios de Protección Civil en el control del tráfico durante los desfiles procesionales.

En este balance, Martín de Almagro ha destacado que ese esfuerzo es aún más reseñable teniendo en cuenta “la gran cantidad de gente” que ha disfrutado de esta Semana Santa en la calle. Algo que ha constatado el Oficial Jefe de la Policía Local, Pablo Peña, que estimaba que la población de Daimiel podría haber aumentado “en unas 5.000 personas” durante la pasada semana.

Sin embargo, ese gran movimiento de gente y vehículos no ha dejado incidencias graves ya que, como reseñaba Peña, la Semana Santa ha acabado “sin accidentes de tráfico y sin ninguna alcoholemia”. Sí ha habido que intervenir, continuaba Peña, “en dos o tres altercados y en el traslado de un cofrade que se desmayó en la noche del Sábado Santo”.

Sobre las procesiones, el Oficial Jefe de la Policía Local ha destacado que se ha conseguido que las terrazas de los bares no interfieran el paso de las procesiones y ha cifrado en 29 los coches retirados por la grúa municipal. Un dato que no consideraba elevado teniendo en cuenta que se han celebrado ocho procesiones entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección.

Para vigilar estas circunstancias y, sobre todo, para garantizar la seguridad de los daimieleños, la Policía Local ha reforzado todos sus turnos y así el Martes Santo trabajaron once agentes, otros once el Miércoles Santo, catorce el Jueves Santo, dos más el Viernes Santo, y doce tanto el Sábado Santo como el Domingo de Resurrección. Además, todos estos días ha habido “siempre dos patrullas en la calle, tres el Viernes Santo”, como destacaba Pablo Peña.

Refuerzos que también se han implementado en el área de Limpieza con ocho personas encargadas de la zona centro y otras dos destinadas a la retirada de voluminosos. A este equipo extra, Martín de Almagro ha reiterado su agradecimiento porque, en algunos casos, para evitar las molestias a los ciudadanos, ha tenido que trabajar de madrugada.