Región

El periodo medio de pago se sitúa en 85 días

Las AA.PP. continúan incumpliendo la Ley de Morosidad

Andalucía y Castilla La Mancha, donde más se tardan en cobrar las facturas entre empresas, con una espera media de 95 días. Cantabria (74 días) y Navarra (75), donde menos tardan en cobrar las facturas que emiten

La Comarca

08/04/2015

(Última actualización: 17/04/2015 13:00)

Imprimir

Un trimestre más y las Administraciones Públicas, a pesar de la Ley de Morosidad y la Directiva Europea de Lucha contra la Morosidad, siguen sin adaptarse a la misma y el periodo medio de pago, a marzo de 2015, se sitúa en 85 días, prácticamente tres meses, según se desprende de la encuesta trimestral realizada por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA realizada a trabajadores autónomos proveedores habituales del sector público y también privado.

A pesar de estos datos, el informe elaborado desde el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA muestra que los periodos medios de pago se han reducido en cinco días desde el último informe, pasando de los 90 días en diciembre de 2014 a los 85 actuales.

En lo que se refiere al sector privado, los periodos medios de pago también han mostrado un ligerísimo descenso, pues si en diciembre hablamos que el sector privado pagaba, de media, en 84 días ahora hablamos de que lo hace en 83.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, destaca un trimestre más que a pesar los esfuerzos por poner coto a la morosidad tanto las Administraciones Públicas como el sector privado siguen incumpliendo la Ley: los periodos medios de pago del sector público se sitúan prácticamente tres veces por encima de lo que se establece (concretamente en 85 días frente a los 30 que establece la Ley) y en 83 días en el sector privado, frente a los 60 que establece la Ley.

Así, teniendo en cuenta estos plazos medios de pago de las AA.PP. y del sector privado, el periodo medio de pago de las facturas a los autónomos, entre ambos sectores se sitúa en 84 días, es decir, en prácticamente tres meses.

Si desglosamos los tiempos de demora de las Administraciones Públicas por comunidades autónomas, se comprueba cómo la Aragón, con 123 días de media, junto con la Región de Murcia, con un periodo medio de pago de 122 días y Cataluña (120 días de media), son las comunidades que más infringen la Ley de morosidad y tardan más de cuatro meses en hacer frente a las deudas que mantienen con sus proveedores.

Con periodos medios de pago superiores a la media nacional (85 días) se sitúan también las Administraciones Públicas de Andalucía y Comunidad Valenciana, donde los autónomos tienen que esperar de media 119 días para cobrar los servicios prestados a las Administraciones Públicas, junto con la Comunidad de Madrid con unas Administraciones Públicas que tardan, de media, 92 días en hacer frente a las facturas que mantienen con sus proveedores, lo que se traduce en una espera de más de tres meses.

En el otro extremo, aunque aún ninguna comunidad autónoma cumple con los 30 días de pago de las facturas que marca la Ley y la Directiva Europea de lucha contra la morosidad, las Administraciones Públicas de La Rioja (cuyas Administraciones Públicas pagan en 48 días de media), País Vasco (51 días) y Galicia, con 52 días, son las que menos tardan en pagar a sus proveedores, que esperan, de media, en torno al mes y medio en cobrar los servicios que han prestado.

Con un periodo medio de pago por debajo de la media nacional (85 días) también se encuentran: Cantabria (67 días), Islas Baleares (71 días), Canarias (76 días), Asturias (78 días), Castilla La Mancha (80 días) y Castilla y León, donde sus AA.PP. pagan en 84 días de media.

Los periodos medios de pago de las AA.PP. se han reducido un 5,6%

Durante el primer trimestre del año, los periodos medios de pago de las AA.PP. con los autónomos se han reducido un 5,6%.

Si analizamos la evolución en las comunidades autónomas, cabe destacar que mientras 10 de las 17 comunidades sí han logrado reducir sus periodos medios de pago, Andalucía los ha mantenido intactos en 119 días y un total de seis lejos de disminuirlos los han aumentado.

Así, cabe destacar el aumento registrado en Galicia, que en únicamente tres meses ha aumentado los periodos medios de pago un 30,6%, lo que en términos absolutos se traduce en 15 días de media, de los 49 días en diciembre de 2014 a los 64 en marzo de 2015. Las otras cinco comunidades que han aumentado el tiempo en hacer frente a las facturas que emiten sus proveedores autónomos en los tres primeros meses del año han sido Navarra (+18,2%, pasando de los 44 a los 52 días), País Vasco (+10,9%, de los 46 a los 51 días), Castilla y León (+7,7%, de los 78 a los 84 días), La Rioja (+6,7%, de 45 a 48 días) y Extremadura, con un ligero aumento de 2 días, un +2,5%, de los 79 a los 81 días, de media.

Por el contrario, han sido diez las comunidades autónomas que sí han hecho esfuerzos a lo largo del primer trimestre de 2015 y han reducido sus periodos medios de pago, siendo Baleares donde más se han recortado, concretamente un -27,6%, pasando de pagar en 98 días, de media, en diciembre de 2014, a los 71 actuales. Las otras comunidades con descensos han sido: Asturias (-17%, de los 94 a los 78 días, de media), Castilla La Mancha (-14,9%, reduciendo sus periodos medio de pago en 14 días), Canarias (-12,6%), Cantabria (-8,2%, de los 73 a los 67 días), Comunidad Valenciana (-7%, con una reducción de 9 días, de los 128 a los 119), Murcia (-5,4%, de los 129 a los 122 días), Comunidad de Madrid (-4,2%, donde los periodos medios de pago se han reducido en 4 días), Cataluña (-4%, de los 125 a los 120 días) y Aragón, con un descenso del -3,9%, es decir, en cinco días, y aún muy alejados de lo que establece la ley, hasta situarse en 123 días, de media.

La administración local recorta sus periodos de pago un 14,9%

El informe de ATA analiza la evolución del plazo medio de pago de la Administración Pública, que engloba la administración autonómica, diputaciones, entes locales, empresas públicas… durante el primer trimestre de 2015.

Así, a pesar de que las Administraciones Públicas siguen muy lejos de cumplir lo que marca la Ley, cabe destacar que el periodo medio de pago se ha reducido a lo largo del trimestre un 5,6%, pasando de los 90 días de media en los que pagaban las AA.PP. en diciembre a los 85 actuales, lo que se traduce en un descenso de unos cinco días.

Si analizamos la evolución de los periodos medios de pago atendiendo al tipo de Administración, cabe destacar que las administraciones autonómicas, además de ser con diferencia las más morosas y las que más tardan en pagar sus facturas pendientes, han sido las únicas que han aumentado en un día los periodos de pago, pasando de los 106 días de media en los que pagaba en diciembre de 2014 a los 107 días actuales.

Por el contrario, y como consecuencia de los diferentes planes de pago a proveedores que se han puesto en marcha, la Administración Local, que es para la que trabajan la gran mayoría de los autónomos, es nuevamente la que mayor esfuerzo está haciendo y donde más se han recortado los plazos de pago, un 14,9%, pasando de los 74 días, de media, en diciembre a los 63 que tardan, actualmente, en pagar sus facturas a autónomos y pymes los diferentes ayuntamientos.

Por su parte, la Administración Central ha reducido sus plazos de pago en el primer trimestre de 2015 un 6,7%, pasando de los 45 días en diciembre del pasado ejercicio a los 42 días, de media, actuales.

La morosidad privada se sitúa en 83 días

El informe elaborado por ATA muestra por segundo trimestre consecutivo los periodos medios del pago del sector privado, al que se denomina en el informe B2B (Business to Business), desagregados por comunidades autónomas.

Así se comprueba que los plazos de pago entre las empresas, sector privado, se sitúa en 83 días, incumpliendo también los 60 que establece la Ley, y únicamente un día por debajo de la cifra registrada en diciembre de 2014.

Andalucía y Castilla La Mancha son las comunidades autónomas en las que más morosidad privada hay, donde las transacciones entre empresas (todo tipo de empresas: gran empresa, pymes, autónomos…) se pagan, de media, en 95 días. Por el contrario, Canarias y Cantabria, con 69 y 74 días, respectivamente, son las comunidades donde más se respetan los periodos medios de pago que establece la Ley.

Con periodos medios de pago en el sector privado por encima de la media nacional (83 días) se sitúan las operaciones realizadas en Murcia (92 días), Extremadura (91 días), Cataluña (90 días), Comunidad de Madrid (87 días), Comunidad Valenciana (86 días) y País Vasco (85 días).

Por debajo de la misma, aunque incumpliendo la ley que fija el periodo de pago en el sector privado en un máximo de 60 días, se sitúan: La Rioja y Castilla y León, donde se tardan 81 días, de media, en cobrar las facturas que se emiten en el sector privado, es decir, entre empresas, Aragón (79 días), Galicia (78 días), Islas Baleares (77 días), Asturias (76 días), Navarra (75 días) y Cantabria, comunidad en donde las facturas que se emiten entre las empresas se hacen efectivas en 74 días de media.

Autónomos y microempresas, los únicos que cumplen la ley

Si analizamos los periodos medios de pago atendiendo al tamaño de la empresa, cabe destacar, que las empresas de más de 1.000 trabajadores, que a priori puede parecer que son las que más capacidad tienen parar hacer frente a sus facturas con proveedores, continúan siendo las que más tardan en pagar, demorándose en más de cuatro meses (125 días) en hacer frente a las facturas que tienen con sus proveedores autónomos.

Como en informes anteriores, cuanto menor es el tamaño de la empresa, menos tardan en pagar las facturas a sus proveedores. Así, las empresas que tienen entre 250 y 1.000 trabajadores pagan en 118 días de media. Si descendemos a las empresas que cuentan con entre 50 y 250 empleados, los plazos medios de pago descienden hasta los 70 días y hasta los 68 en el caso de las que tienen entre 9 y 50 trabajadores.

En cuanto a las transacciones entre los propios autónomos y con empresas de menos de 10 trabajadores son los únicos sectores que cumplen con lo que establece la Ley: las transacciones entre los autónomos se sitúan en 57 días y en 60 en el caso de las microempresas, aquellas que cuentan con entre uno y nueve trabajadores a su cargo.

La morosidad privada se reduce en un solo día en los tres últimos meses

Si analizamos la evolución de los plazos de pago del sector privado en el primer trimestre del año, cabe destacar que si bien en el sector público sí se aprecia un esfuerzo en reducir los periodos de pago y se ha reducido un 5,6%, en el sector privado los periodos medios de pago se mantienen prácticamente inmóviles en 83 días, reduciéndose únicamente en un día en relación a diciembre de 2014.

En cuanto al tamaño de la empresa, cabe destacar que las empresas de más de 250 trabajadores lejos de disminuir los periodos de pago a lo largo del año, los han aumentado un +0,9%, en un día, de los 117 a los 118 días.

Por su parte, las transacciones entre autónomos y las que se realizan con empresas que cuentan con entre 9 y 50 trabajadores se han mantenido inamovibles en el primer trimestre de 2015, en 57 y 68 días, respectivamente.

Finalmente, las empresas que cuentan con entre 50 y 250 trabajadores han reducido sus periodos medios de pago con los autónomos un 5,4% en el último trimestre, pasando de los 74 a los 70 días, las empresas de más de 1.000 trabajadores los han reducido en 2 días, de los 127 a los 125 días y en uno las empresas que cuentan con hasta 9 trabajadores, de los 61 a los 60 y cumpliendo, por tanto, con lo que establece la ley y la Directiva Europea.

La media de pago, sumando AA.PP. y sector privado, se sitúa en 84 días

Tras haber analizado los periodos medios de pago de las Administraciones Públicas a los autónomos y lo que se tarda en pagar en el sector privado, el informe elaborado por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA muestra como la media de pago, incluyendo AA.PP. y sector privado se cifra en 84 días de media, lo que se traduce en prácticamente tres meses.

Aquí, y analizando los datos por comunidades autónomas, se comprueba como los autónomos de Navarra y la Rioja son los que menos tardan, en general, en cobrar las facturas que emiten a otros autónomos o empresas o a las Administraciones Públicas, teniendo que esperar, de media, 64 días en el caso de las facturas emitidas en Navarra y 65 en el de la Rioja.

En el otro extremo, Murcia y Andalucía, donde los periodos medios de pago, juntando las AA.PP y al sector privado se cifran en 107 días, de media, lo que se traduce en una espera media de tres meses y medio desde que emiten la factura.

Con una demora superior a los tres meses se sitúan también Cataluña (105 días), Comunidad Valenciana (103 días), Aragón (101 días), y la Comunidad de Madrid, donde los autónomos tienen que hacer frente a una espera media de 90 días en cobrar los servicios que prestan.

Si desglosamos los tiempos de demora, cabe destacar que uno de cada dos autónomos encuestados, el 54,3%, afirma cobrar sus facturas en menos de 90 días, el 34,7% tarda entre 91 y 180 días y el 9,8% de los autónomos tarda más de seis meses en cobrar las facturas emitidas a la Administración, de los que el 1,2% se tiene que esperar más de 365 días, es decir, un año, en cobrar un servicio que ha prestado a una AA.PP.

Propuestas de ATA para poner freno a la morosidad

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos pide que se pongan en marcha de forma inmediata las siguientes medidas para acabar con esta situación de morosidad:

- Crear un cuerpo de inspección que vigile la morosidad.

- Establecer un recargo del 20% inmediato para todas aquellas Administraciones que no paguen en los plazos que establece la Ley y la Directiva Europea de lucha contra la morosidad.

- Establecer un régimen sancionador para todas aquellas administraciones y a las empresas que incumplan de forma reiterada y siempre y cuando responda a malas prácticas los plazos de pago con sus proveedores.

- Habilitar un buzón de denuncias donde los proveedores puedan denunciar a quien incumple los plazos de pago y no hace frente a sus facturas en el tiempo que marca la Ley.

- Que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) asuma competencia al respecto, asumiendo los plazos de pago como un instrumento de competencia desleal.

“Viendo los resultados del informe, queda latente que en temas de morosidad no sólo hay que preguntar a las Administraciones Públicas el tiempo en el que abonan sus facturas sino también a los proveedores el tiempo en el que las cobran”, señala Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA y Embajador de la CE para la vigilancia de la morosidad

“Los problemas siguen ahí y no se reducen. Las Administraciones Públicas no cumplen la Ley. La morosidad continúa siendo una lacra que lastra la actividad de miles de autónomos en nuestro país y que en muchas ocasiones les conduce al cierre del negocio. No habrá una recuperación económica más rápida hasta que no pongamos fin a este problema”, apunta Lorenzo Amor.