Región

BBVA y Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha firman un convenio de colaboración, con el objetivo de informar a los agricultores de la región sobre las nuevas formas de actuar que exige la Unión Europea para acceder a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC)

BBVA y Cooperativas Agro-alimentarias asesoran a los agricultores manchegos para tramitar las nuevas ayudas de la PAC

La Comarca

08/04/2015

(Última actualización: 17/04/2015 12:59)

Imprimir

BBVA y Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha han firmado hoy un convenio de colaboración para facilitar la tramitación de la nueva Política Agraria Común (PAC), que ha entrado en vigor este mismo año. Los agricultores manchegos contarán con técnicos especializados que les informarán acerca de las novedades de la normativa europea y les asesorarán en su tramitación. En el acto han intervenido José Luis Rojas, director de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha y director de Servicios Integrales a la cadena agroalimentaria, y Gabino Lara, director de Pymes de la territorial Centro de BBVA.

En su intervención, el directivo de BBVA confirmó la apuesta del banco por este sector estratégico para la economía manchega y aseguró que la entidad “ha estado siempre cerca de los agricultores de la región, asesorándoles y adaptando productos financieros a su sector”. En esta línea, avanzó que “este convenio permitirá que los agricultores manchegos tengan la mejor información y la más actualizada, para optar a las ayudas de la nueva PAC”.

Por su parte, José Luis Rojas ha destacado que el objetivo de la entidad que dirige es “facilitar la gestión del día a día de nuestras cooperativas, poniendo a su disposición líneas de negocio con entidades financieras de primer orden, como es el caso de BBVA”.

La PAC, que ha entrado en vigor este año y que estará vigente hasta 2020, supone un cambio importante con respecto a la anterior normativa europea. Debido a las modificaciones, los agricultores deben conocer las nuevas formas de actuar exigidas por la UE para la concesión de las ayudas de la PAC, y que suponen un alto porcentaje de su renta anual.

Entre las novedades, destaca la nueva exigencia del cumplimiento “Greening”, por la que se le requiere al agricultor, en función del número de hectáreas, una superficie ecológica y un número mínimo de cultivos. Aparece también la figura del “pequeño agricultor”, un régimen simplificado e incompatible con el pago de otras ayudas directas y que se aplicará a los productores que en 2015 perciban menos de 1.250 € en ayudas directas. Además, a partir de este año 2015 no se concederán ayudas directas a los agricultores a los que corresponda un importe total, antes de penalizaciones, inferior a 100 € en 2015, 200 € en 2016 y 300 € a partir de 2017.

Todas estas novedades requerirán algunos cambios en los actuales modelos de explotación. Los agricultores que quieran optar a las ayudas de la nueva PAC, deberán adecuar su funcionamiento a las exigencias europeas.

El convenio firmado hoy entre la entidad financiera y la cooperativa manchega responde a esta necesidad de información y asesoramiento que los agricultores manchegos puedan demandar.

Apoyo a los agricultores manchegos

Este convenio refuerza la apuesta de BBVA por el sector agrícola en Castilla-La Mancha. Los técnicos especializados de BBVA asesorarán a los agricultores acerca de esta nueva normativa y les explicarán los cambios que tienen que acometer en su modo de actuación para conseguir las ayudas. Entre éstas, destaca la nueva exigencia del cumplimiento “Greening”, la nueva figura de “pequeño agricultor” y los cambios en las ayudas directas.

Por otro lado, gracias a este acuerdo, BBVA pone a disposición de los socios de todas las cooperativas asociadas a Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, un amplio conjunto de productos y servicios en condiciones preferentes para apoyar sus necesidades financieras, no financieras u otras derivadas de su actividad diaria.

Mediante este convenio de colaboración, los socios podrán obtener productos y servicios adecuados a la actividad empresarial, como servicios de gestión diaria, anticipos de las ayudas de la PAC, condiciones muy favorables en préstamos agrarios, leasing, seguros y productos de financiación a medio y largo plazo, líneas de financiación ICO, préstamos, etc.

Sobre Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha se creó en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) en 1987, con el objetivo de representar, defender y fomentar el cooperativismo agrario castellano-manchego y prestarle los servicios necesarios para hacerlo más competitivo. En la actualidad, agrupa a 262 cooperativas de la región y representa a los principales sectores agroalimentarios manchegos. Por provincias, Cuenca es la más representada, con 87 socios adheridos. Por su lado, Ciudad Real cuenta con 77, Toledo con 56 y Guadalajara con 3 cooperativas.