Deportes

Segunda Autonómica. Grupo V. Jornada 28

El Sigüenza cae en el derbi por el liderato por un ajustado 3-2 en el Jerónimo de la Morena

En un buen partido de los de Mayor, que lo dejaron todo sobre el campo, pero que perdieron víctimas la efectividad capitalina a balón parado

La Comarca

08/04/2015

(Última actualización: 17/04/2015 12:59)

Imprimir

El CD Sigüenza perdió ayer frente al Hogar Alcarreño en el Jerónimo de la Morena en un partido intenso y bonito para el espectador, con gran ambiente en la grada y emociókn, pero con más táctica que fútbol. Pese a la derrota, el entrenador arlequinado, Chema Mayor, se marchaba de Guadalajara satisfecho “con la entrega de los jugadores y con nuestros seguidores, que han viajado y han animado al equipo durante los noventa minutos”.

En el primer tramo del encuentro, ambos conjuntos jugaron con muchas precauciones, con el Hogar concediéndole mucha importancia a la estrategia y a las jugadas a balón parado y sabiendo cómo y dónde interrumpir el juego rival. El CD Sigüenza salió un tanto atenazado por la responsabilidad, puesto que lo que estaba en juego era el liderato, y, en el minuto 11, el local Alvaro Parra marcaba un gol de falta en un excelente lanzamiento ante el que el portero doncelino no pudo hacer nada.

El gol despertó a los seguntinos. En el once titular estaban dos juveniles, Juanbe y Alex del Olmo, que le aportaron frescura y empuje al equipo. Los arlequinados empezaron a jugar balones diagonales buscando la superioridad en banda. Así, llegaba el empate, cuando Santi Nicolás controlaba bien un envío largo para batir al meta del Hogar. Con el empate se imponía de nuevo la táctica hasta el final de la primera mitad.

Tras el paso por el vestuario, el CD Sigüenza salió con determinación a por la victoria, haciendo al Hogar Alcarreño aumentar el número de efectivos de su defensa. En el 55, Santiago Rodera volvía a adelantar a los suyos con un gol de parecida factura al de Santi. Con el 1-2 el Hogar adelantó sus líneas. Catorce minutos después llegaba el empate, de nuevo a balón parado, a la salida de un córner, que Javier Gallego desvió de manera involuntaria en propia meta.

No encajaron bien la igualada los de Mayor, que prácticamente a renglón seguido encajaron el 3-2 ante el delirio de la grada. Marcó David Castaño, muy atento a la segunda jugada en una falta sacaba en largo, aprovechando un balón suelto. En el último cuarto de hora, y a pesar de que aún había tiempo para la remontada, ya no se jugó al fútbol. “La derrota ha sido un mazazo, y más con la ambición que tiene éste equipo, pero al menos hemos salvado el golaveraje particular en caso de un empate final con el Hogar. Seguiremos luchando en todos los partidos a la espera del fallo de nuestro rival”, terminaba el míster.