Región

Nota de prensa

García-Page:”Quiero ser Presidente de Castilla-La Mancha para tener un Gobierno con escrúpulos, cercano, con alma y con corazón que recupere la autoestima de esta tierra”

“No hay más que ver lo que ha hecho Cospedal estos cuatro años para entender por qué estuvieron 28 años en la oposición y por qué van a volver a perder”

“Hoy, más que nunca, seguimos siendo el partido de Castilla-La Mancha y el de Cospedal, el partido contra Castilla-La Mancha”

“Esconden a Cospedal en los carteles y hablan de 13 nuevos centros de salud. Lo primero, 13 centros que dejamos construidos nosotros. Lo segundo, me parecen pocos si eso es todo lo que pueden exhibir”

La Comarca

22/03/2015

(Última actualización: 23/03/2015 17:40)

Imprimir

El secretario general regional y candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha ha afirmado hoy que quiere ser Presidente de Castilla-La Mancha a partir del próximo 24 de Mayo “para que esta región tenga un Gobierno con escrúpulos, para que tenga un Gobierno cercano, para que tenga corazón. Un Gobierno que tenga alma, que sienta los problemas de la gente. En definitiva, yo lo que quiero es recuperar la autoestima de una región a la que se la están minando (la autoestima) poco a poco, o mucho a mucho, y lo está haciendo una gente que nunca ha creído en la región y que sigue hoy, después de haberla gobernado, sin creer en ella. Vamos a conseguir el 24 de Mayo un resultado en directo, no en diferido. Por Castilla-La Mancha, vamos a cambiarla”.

Así finalizaba García-Page su intervención, este domingo, en Toledo, ante el Comité regional socialista en el que se han ratificado, por asentimiento, las candidaturas de las cinco provincias a las elecciones autonómicas y un gran número de las listas municipales en las ciudades de entre 20.000 y 50.000 habitantes.

Recibido en pie y con la misma gran ovación que ha saludado su intervención al finalizar, Page ha asegurado a los asistentes al Comité (el máximo órgano entre Congresos del PSOE), que “las cosas van a ir muy bien en Castilla-La Mancha, como le van a ir hoy a los compañeros andaluces a los que desde aquí mando un abrazo”.

Ha puesto en valor “la unidad, la integridad y el orgullo de poder ir con la cabeza alta” de los socialistas castellano-manchegos después de estos cuatro años de oposición en el Parlamento regional como uno de los ingredientes fundamentales para la victoria y el cambio político que se van a dar dentro de 63 días en las urnas.

Ha reivindicado cómo fueron los Gobiernos de Bono y Barreda los que levataron la Sanidad, la Educación, los servicios sociales, las infraestructuras, las oportunidades “y hasta la autoestima, el orgullo de sentirnos castellano-manchegos”.

Y añadía que “con el trabajo que nos ha constado construir todo eso en 30 años, no me podía imaginar lo fácil que ha sido que Cospedal lo echara abajo en tan solo tres”.

Lo resumía con contundencia:”Después de estos cuatro años de Cospedal han quedado claras varias cosas. La primera, que nosotros seguimos siendo el partido de Castilla-La Mancha, y del de Cospedal, el partido contra Castilla-La Mancha. La segunda, que después de ver lo que ha hecho Cospedal durante estos cuatro años, ahora se entiende por qué han estado 28 en la oposición y por qué van a volver a estar otros 28”.

Hacía García-Page un repaso a esa gestión del actual Gobierno, desde la subida del paro, a los jóvenes que han tenido que emigrar, pasando por el desmantelamiento de la Sanidad, la Educación y la Dependencia y concluía que todo ello, “generando 6.000 millones de euros más de deuda. Tanta deuda con Cospedal en 3 años como en los 30 anteriores. Y antes la deuda servía para construir colegios, institutos u Hospitales, ahora sirven para ir pagando”.

Y frente a ese panorama, contraponía los 40 compromisos ya concretos que ha ido anunciando y que hoy ha conocido el Comité Regional a través de un documento. Promesas que van desde Planes de Choque para el empleo, a grandes pactos por la Sanidad y la Educación públicas, hasta la transparencia y “el compromiso absoluto con esta tierra”.

Finalizaba García-Page recordando que él se dedicará solo y exclusivamente “a ser Presidente de Castilla-La Mancha”, y que obligará a todos los altos cargos del Gobierno a pagar sus impuestos en Castilla-La Mancha.

Adjuntos

Audio de Page-1:

Audio de Page-2: