Región

Nota de prensa

UPyD propone "regular los lobbies y adoptar un código de conducta en los parlamentarios para evitar abusos descarados como el cometido con la Ley de Caza"

La Comarca

20/02/2015

(Última actualización: 20/02/2015 21:00)

Imprimir

Ante la reciente publicación por parte de un medio de comunicación de todo un entramado de intereses en el Proyecto de Ley de Caza impulsado sin ningún apoyo ni consenso por el Gobierno regional, Unión, Progreso y Democracia exige su retirada inmediata. “El equipo de Cospedal no ha querido escuchar a los muchos sectores que se han mostrado contrarios a la aprobación de esta norma y ahora conocemos la verdadera razón: prefiere contentar los intereses de sus altos cargos en la Consejería de Agricultura, supuestamente vinculados a importantes cotos de caza”, explica Celia Esther Cámara, coordinadora de UPyD en Castilla-La Mancha.

Para la formación magenta, este es un ejemplo más de cómo la opacidad genera corrupción en todos los ámbitos, constituyendo un auténtico abuso de poder por parte de los gobernantes. “Sólo una regulación exigente puede acabar con estos planteamientos completamente caciquiles. ¿Dónde queda el Portal de Transparencia y Buen Gobierno del Partido Popular? Los ciudadanos no pueden seguir consintiendo que se gobierne al dictamen de los amigos del poder”, añade Cámara.

Precisamente, UPyD ha recogido en su programa electoral autonómico que se hará público en un breve plazo, una serie de medidas para, entre otras cosas, regular la actividad de los grupos de presión y para que sean públicos los estudios e informes que motivan las propuestas de ley.

Además, la formación magenta promueve la aprobación de un código de conducta, que indique cómo prevenir los conflictos de intereses, cómo actuar ante la recepción de regalos y ventajas, e informe sobre las actividades de los parlamentarios. “Las principales normas al respecto se encuentran en la ley de incompatibilidades de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado (Ley 5/2006). Lo que se ha difundido acerca de propietarios de cotos de caza implicados en la redacción del Proyecto de Ley demuestra que esto es totalmente insuficiente”, añade la coordinadora.