Región

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales aprueba el Plan de Inspección Sanitaria para 2015

Echániz: “La Junta trabaja en el control y prevención del fraude en la prestación farmacéutica”

En 2014 se realizaron 1.431 inspecciones, un 8% más que en 2013

El Plan mejora las competencias del personal de la inspección y establece un marco de referencia para su labor

La Comarca

20/02/2015

(Última actualización: 20/02/2015 21:01)

Imprimir

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha afirmado hoy que “la Junta controlará y evitará el fraude en la prestación farmacéutica pública a través del Plan de Inspección Sanitaria para 2015”.

Ésta es una de las novedades que incluye el nuevo Plan de Inspección para este año, y que Echániz ha tratado en su encuentro con los inspectores de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales. A su juicio, “la inspección es una valiosa herramienta de la autoridad sanitaria para garantizar la protección de los ciudadanos en relación con la utilización tanto de servicios sanitarios y sociales, como de productos farmacéuticos y sanitarios”.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales realizó 1.431 inspecciones en 2014, un 8 por ciento más que en 2013. Además, dedica 56 técnicos superiores a la función inspectora, que supervisan 1.083 centros sociales y 7.444 servicios y establecimientos sanitarios. “Estos datos reflejan el compromiso del Gobierno de Cospedal con la calidad del servicio en consultas, hospitales, farmacias, transporte o centros sociales”, ha destacado Echániz.

Por otra parte, esta iniciativa de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales mejora las competencias del personal de la inspección y establece un marco de referencia para su labor. “Quiero agradecer la magnífica labor de los inspectores que contribuyen a que tengamos un sistema sanitario y social de máxima excelencia”, ha manifestado Echániz.

El Plan de Inspección Sanitaria, que también afecta al sector privado, fomenta la homogeneidad de los procesos de inspección en toda la región. Para alcanzar dicho objetivo, la Consejería trabaja de forma conjunta con la Gerencia de Coordinación e Inspección del SESCAM (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha).

“El Plan de este año es dinámico y está orientado a prevenir los riesgos para la salud, así como a proteger las prestaciones frente al fraude. Es el cuarto que se aprueba en esta legislatura, lo que denota la consolidación y permanencia de la política de inspección”, ha explicado Echániz.