Daimiel

El clima fue un elemento clave en la vida de los habitantes del Bronce Manchego

Una nueva ventana al origen de las motillas

Hasta ahora se apuntaba a que una época de sequía propició la construcción de estas fortificaciones, pero los datos recabados en Las Tablas por el equipo Paleo Tablas sugieren una teoría radicalmente distinta

La Comarca

06/02/2015

(Última actualización: 07/02/2015 11:08)

Imprimir

Con motivo de la conmemoración del Día de los Humedales, tablasdedaimiel.com organizaba el pasado lunes la charla "Cambios climáticos rápidos en Las Tablas de Daimiel durante la época de las motillas". De esta manera, Silvino Castaño, hidrogeólogo del Instituto Geológico y Minero y Juan Ignacio Santisteban, geólogo de la Universidad Complutense de Madrid, miembros del equipo Paleo Tablas, compartieron con todos los asistentes su conclusiones sobre el clima en la época de las motillas y su influencia en la vida de sus habitantes, obtenidas en base a sus recientes estudios realizados en Las Tablas de Daimiel.

Según explica Santisteban, y lejos de la teoría más extendida que alude a una sequía prolongada durante la época de las motillas, "los datos recabados describen un escenario climático muy variable en el Bronce Manchego". Para el geólogo, "es posible que hubiera periodos de sequía antes y después del momento en el que se surgieron estos asentamientos, pero durante la época en la que se construyó y habitó, el clima habría sido ligeramente más cálido y húmedo que el actual".

Estos datos concluyen que habría "una mayor disponibilidad de agua de la que se creía en la época de las motillas, por lo que habría que replantearse los motivos por los que se construyó la fortificación". En cualquier caso, como explica Santisteban, "actualmente se está contrastando esta novedosa información con arqueólogos y demás investigadores de manera que se pueda llegar en un futuro a una hipótesis razonable al respecto".

Contaminación en Las Tablas

En cuanto a la situación actual del humedal, Santisteban confirmaba que "gran parte de la comunidad científica está preocupada por la contaminación del agua en Las Tablas". En este sentido, además, explicaba que "el humedal nos proporciona un sistema de alerta temprana ante los problemas que puedan surgir en cuanto a la calidad y cantidad de las aguas de toda la zona". Según advertía el geólogo, "es muy importante prestar atención a estas señales que nos alertan de problemas en un bien tan importante como el agua". El científico aseguraba que la recuperación actual "no es definitiva". "Estamos en un punto crítico que hay que gestionar bien y no confiarse ya que", insistía, "la calidad del agua no es buena".

Antes de la charla, intervenía uno de los organizadores, Ismael Terriza, que explicaba que, con esta charla, "se recupera el Casino de la Armonía como espacio cultural, divulgativo y de debate". "Hace más de 40 años, recordaba, en ese lugar se empezó a fraguar el interés por el estudio de La Motilla, gracias a la curiosidad de algunos de sus socios como Miguel Herreros o Antonio Romero".