Ciudad Real

En nota de prensa

CSI-F logra que el ministro de Hacienda explique hoy en el congreso los recortes sanitarios en Muface

Esta mutualidad tiene en Ciudad Real más de 10.000 miembros

La Comarca

27/01/2015

(Última actualización: 28/01/2015 11:10)

Imprimir

La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados debate hoy sendas peticiones de comparecencia, presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista, Izquierda Plural (IU-ICV) y el Grupo Mixto, para que el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, dé explicaciones sobre los recortes en la atención sanitaria que ha sufrido el colectivo de funcionarios dependiente de Muface, compuesto por más de 1,5 millones de personas, de ellos más de 10.000 solo en la provincia de Ciudad Real.

Tras la ronda de contactos realizada por CSI-F para denunciar esta problemática, los grupos parlamentarios han recogido esta reivindicación, ante la situación de incertidumbre que están viviendo numerosas personas, incluso con enfermedades graves como el cáncer, que se verán obligadas a cambiar de médico y centro hospitalario, como consecuencia de los recortes.

La contención del gasto que ha realizado Hacienda a esta mutualidad ha propiciado que las aseguradoras privadas con las que tiene concierto recorten sus cuadros médicos y servicios sanitarios, como se ha podido constatar al menos en Madrid y Barcelona en hospitales del grupo HM (Montepríncipie, Valle de Suchil, Torrelodones, Sanchinarro y Puerta del Sur) y en los del grupo Quirón (Pozuelo, San Camilo, San José y la Clínica Quirón en Barcelona.

Garantía a los pacientes

Esta situación ha motivado que el propio ministerio de Hacienda haya redactado una instrucción interna para garantizar la continuidad asistencial de los pacientes con enfermedades más graves; pero lo cierto, según se desprende de esta instrucción, es que los afectados tendrán que cambiar de hospital en un plazo de 6 meses (un año en el caso de los pacientes con cáncer o enfermedades psiquiátricas).

Además, la instrucción no tiene en cuenta que estos enfermos, a pesar de tener garantizado el tratamiento por el periodo indicado, pueden tener muchos inconvenientes, como la prestación de pruebas complementarias necesarias, que no estarán cubiertas en los centros hospitalarios donde reciban dichos tratamientos.