Región

En nota de prensa

CSI-F denuncia que la sanidad española ha perdido 40.000 empleos desde el pasado verano

El sindicato pide al ministerio reforzar plantillas

La Comarca

22/01/2015

(Última actualización: 22/01/2015 19:37)

Imprimir

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclamó al ministerio de Sanidad la necesidad de reforzar las plantillas en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, ante la situación de colapso que afrontan estos días en las Urgencias multitud de centros de toda España.

Para CSI-F, esta situación afecta, no solo a las Urgencias (que de manera puntual se ven afectadas por la gripe en invierno) sino al conjunto del Sistema Nacional de Salud por la falta de estabilidad en el empleo y la precariedad de los contratos que, lamentablemente, generan una pérdida de calidad en la asistencia que reciben los ciudadanos.

Según un análisis realizado por CSI-F, a partir de los datos que publica de manera periódica la Seguridad Social, desde el pasado verano se han perdido 40.941 empleos en nuestra sanidad.

Como se puede comprobar, las plantillas del Sistema Nacional de Salud sufren una oscilación muy considerable, de tal manera que la Sanidad se ha convertido en un sector de empleo estacional, tal y como sucede por ejemplo con la hostelería (donde se hacen contratos temporales en verano y Semana Santa). Esta situación es inaceptable teniendo en cuenta que se trata de un ámbito fundamental de nuestro Estado del Bienestar.

Deterioro de la asistencia

CSI-F exige una análisis pormenorizado de las plantillas y la puesta en marcha de un plan de recursos humanos que refuerce de manera estructural la atención, superando la situación de interinidad y los contratos puntuales que se realizan en determinadas épocas del año y que, tal y como hemos comprobado, son absolutamente insuficientes, deteriorando la calidad en la sanidad que reciben nuestros ciudadanos.

Además, teniendo en cuenta que las comunidades autónomas son las responsables de la gestión sanitaria, CSI-F reclama que las decisiones del Consejo Interterritorial sean vinculantes para que se pueda abordar esta situación de manera global en el conjunto del Estado