Región

Delegación del Gobierno

La Guardia Civil desmantela una plantación indoor con 1000 plantas de marihuana y detiene a una persona

El detenido forma parte de un grupo criminal dedicado al cultivo y tráfico de este tipo de droga

La Comarca

15/01/2015

(Última actualización: 15/01/2015 19:59)

Imprimir

La Guardia Civil ha detenido a J.T.R. de 30 años de edad, por un delito de cultivo y tráfico de droga y por pertenencia a grupo criminal. El detenido era el responsable de una plantación indoor de marihuana localizada en una vivienda ubicada en la Urbanización Calipo-Fado de Casarrubios del Monte, donde se han incautado 1.000 de estas plantas así como todo el sistema que instalado en toda la propiedad para el cultivo, crecimiento y secado de esta droga.

El Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Valmojado estaba llevando a cabo una investigación, desde el pasado mes de agosto y a raíz de informaciones obtenidas, sobre el posible cultivo y venta de marihuana en algún municipio cercano a esta localidad.

La Guardia Civil montó numerosos controles y vigilancias que les llevó a centrar su atención en la localidad de Casarrubios del Monte, donde contaron con la colaboración de la Policía Local de dicho municipio, que localizó una vivienda en la urbanización Calipo-Fado que causó sus sospechas por el aislamiento de sus ventanas, los sistemas de ventilación instalados y el fuerte olor que salía de la misma.

Tras varios meses de investigación, los agentes de este Grupo de Investigación de la Guardia Civil comprobaron que la vivienda era una propiedad alquilada y que la persona que habitualmente la ocupaba, J.T.R., se dedicaban al cultivo y la venta de marihuana a gran escala, junto con varias personas más que ya se encuentra identificadas, formando así parte de un grupo criminal.

Las pruebas recabadas permitió a la Guardia Civil solicitar al Juzgado de Instrucción de número 5 de Illescas una autorización de entrada y registro sobre esta propiedad, la cual se ha llevado a cabo este mes de enero.

Durante el registro la Guardia Civil comprobó como todas las estancias de la vivienda estaban destinadas a las distintas fases de la producción de esta droga para que el cultivo fuera continuo, desde los semilleros o dormitorios madre, salas acondicionadas para el mayor crecimiento y desarrollo de las plantas y para su recolección y secado.

La Guardia Civil incautó 1000 plantas de marihuana, de las cuales 845 eran adultas con una altura aproximada de 1’5 metros, todo un sistema de riego, ventilación e iluminación necesario para este tipo de plantaciones dispuesto en una vivienda de dos plantas, así como documentación y cuadernos con anotaciones sobre los cultivos, producciones y ventas de la droga.

La Guardia Civil detuvo a J.T.R. por un delito de cultivo y tráfico de droga y por pertenencia a grupo criminal, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Illescas.