Puertollano

El objetivo que se persigue con la denuncia de este caso es recuperar el puesto de trabajo que “nos han quitado”

La Fiscalía investiga al Ayuntamiento de Puertollano por un presunto delito de prevaricación ante el despido de 18 trabajadores interinos en el año 2011

El colectivo implicado apunta como “fraude” el proceso de funcionalización llevado a cabo en el Consistorio que desembocó en otorgar los puestos de empleo de estos trabajadores a personas que fueron designadas “a dedo”

Mamen Fernández

15/01/2015

(Última actualización: 15/01/2015 19:04)

Imprimir

La Fiscalía Provincial de Ciudad Real ha incoado diligencias de investigación preprocesales penales tras la denuncia realizada por 18 extrabajadores interinos de diferentes áreas del Ayuntamiento de Puertollano por un presunto delito de prevaricación, que fueron despedidos en el mes de diciembre de 2011, tras el último proceso extraordinario de consolidación de puestos de empleo y como consecuencia del plan de reajuste financiero, mientras estaba en el cargo como alcalde de la ciudad, Joaquín Hermoso Murillo.

Una hecho que para este colectivo, y según confirmaba en la tarde del miércoles su portavoz en rueda de prensa, Juan Francisco Valbuena, supone todo un “fraude” en el Ayuntamiento de Puertollano, por lo que han decidido llevar el caso ante la ley y que sea la misma la que “actúe en consecuencia con toda la documentación en la mano”, denunciando el proceso de funcionarización llevado a cabo en el Ayuntamiento de Puertollano y el despido de estos 18 trabajadores, cuyos puestos fueron ocupados por trabajadores funcionarizados de manera irregular y “a dedo”.

El Ayuntamiento no cumple sus promesas

En este sentido, destacaban que cuando llegaron a ocupar sus puestos de empleo las plazas estaban vacantes y se otorgaron con carácter interino para un año máximo, tras el cual fueron prorrogados hasta que dicho puesto fuera adjudicado en propiedad a través de una oferta pública de empleo. Posteriormente, tras ser despedidos con el acuerdo del pleno celebrado en septiembre de 2011, se les “prometió” la devolución del puesto que ocupaban en el año 2013, y como se ha podido comprobar, “el Ayuntamiento no ha cumplido sus promesas”.

Asimismo, el colectivo de trabajadores despedidos acusan a la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, de “faltar a la verdad” y de oscurantismo al no facilitarles los documentos, solicitados en varias ocasiones, del acto de la Mesa General de Negociación en la que se aprobaron estos despidos, apoyados por varias secciones sindicales y por los políticos presentes en la mima.

Objetivo: recuperar el puesto de trabajo que les han quitado

Afirmaba Valbuena que el objetivo que se persigue con la denuncia de este caso ante la fiscalía no es otro nada más que “recuperar el puesto de trabajo que nos han quitado”, apelando a que tanto la alcaldesa como su equipo de concejales, “tienen al pueblo engañado”, siendo ésta “una de las faenas más que el Ayuntamiento de Puertollano ha hecho a muchos ciudadanos”, y “no vamos a desfallecer en la lucha defendiendo nuestros puestos de trabajo y pidiendo la readmisión”, decía muy breve otro de los representantes de estos extrabajadores, Facundo Real.

Finalmente, ante las declaraciones de la primera edil realizadas en la mañana del miércoles a los medios de comunicación con las que sostenía que es el Real Decreto de Presupuestos Generales del Estado el que impide contratar por imperativo legal en determinadas áreas para sustituir bajas temporales de funcionarios, Valbuena sostenía que “nosotros no queremos que nos contraten, tan sólo queremos que nos devuelvan un puesto de trabajo que es nuestro”.