Daimiel

En concreto, desde el 31 de octubre al 31 de diciembre, el nivel ha pasado de los –11.95 metros a los diez metros exactos, según la medición que realiza periódicamente Aquona

El nivel del pozo municipal sube dos metros al cierre de 2014 y vuelve a estar más alto que hace un año

Lo más extraño de esta subida es que se ha producido en el inicio de un año hidrológico donde las lluvias, a excepción de noviembre, han estado por debajo de la media habitual en la zona

La Comarca

09/01/2015

(Última actualización: 09/01/2015 19:46)

Imprimir

El nivel del pozo de captación municipal ha subido casi dos metros en los dos últimos meses de 2014. Desde el 31 de octubre al 31 de diciembre, el nivel ha pasado de los –11.95 metros a los diez metros exactos, según la medición que realiza periódicamente Aquona y que facilita al Ayuntamiento de Daimiel. Esta impresionante subida ha revertido la situación que ocurría al inicio del otoño y, de nuevo, el nivel del acuífero en este punto es más alto que el que marcaba hace justo un año. En concreto, se observa una mejoría de 35 centímetros con respecto al dato de finales de diciembre de 2013 (-10.35).

A la espera de más datos

Lo más extraño de esta subida es que se ha producido en el inicio de un año hidrológico donde las lluvias, a excepción de noviembre, han estado por debajo de la media habitual en la zona. En estos tres primeros meses, la estación meteorológica del Servicio Integral de Atención al Regante (SIAR) en Daimiel han contabilizado 100 litros por metro cuadrado, de ellos 26, en octubre; 56, en noviembre; y 18 en diciembre.

Por lo tanto, habrá que esperar a contrastar este dato del pozo daimieleño con el resto de mediciones que también realizan habitualmente el Instituto Geológico Minero de España (IGME) o la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) para conocer las causas exactas de esta súbita recuperación.

Más de 22 metros, en cinco años

No obstante, la referencia más llamativa llega al comparar la cota actual con la que se obtenía hace cinco años, justo la misma semana donde arrancó el espectacular ciclo de lluvias que, entre otras cosas, ha supuesto que el Guadiana vuelva a correr de forma natural hacía Las Tablas. En aquel diciembre de 2009, el pozo municipal despedía el año en –32.30 metros. Es decir, en este último lustro, el nivel del acuífero ha aumentado en más de 22 metros.