Región

Con la instalación de una placa en la fachada del ayuntamiento

El pueblo de Illescas rinde homenaje a los muertos y represaliados que defendieron la II República

La Comarca

23/12/2014

(Última actualización: 24/12/2014 08:51)

Imprimir

A instancias del Grupo Municipal de Izquierda Unida el 23 de abril del 2013 se aprobó en el Pleno con la negativa del Partido Popular el acuerdo para la retirada de una placa que realiza exaltación del franquismo y que se encuentra situada en la fachada lateral de la Iglesia en la plaza Hnos. Fernández Criado. Dicha placa contraviene lo dispuesto en la Ley 52/2007 denominada de Memoria Histórica que establece que:

“Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.”

Tras casi un año de intermediación con la Iglesia para conseguir la retirada de placa y la aplicación de lo decidido en Pleno y ante la negativa de ésta, el Grupo Municipal de Izquierda Unida presentó el 24 de febrero del 2014 una segunda moción con el siguiente acuerdo y que se aprobó con el voto en contra del Partido Popular:

"1) En el plazo de dos meses a partir de la aprobación de esta moción, el Ayuntamiento de Illescas colocará en la fachada del Ayuntamiento, con vista a la plaza y en lugar y forma legible para los viandantes, una placa con la siguiente inscripción: “el pueblo de Illescas recuerda a los hombres y mujeres que vivieron y murieron defendiendo la libertad, la justicia y la legalidad de la II República”, seguida de la fecha de su colocación."

Desde Izquierda Unida “nos sentimos orgullosos de que finalmente haya sido instalada esta placa conmemorativa en la fachada del ayuntamiento, haciendo justicia a la memoria de quienes murieron defendiendo la legalidad de la II República, frente al agravio que supone la permanencia de la placa de exaltación franquista que para vergüenza de muchos todavía se exhibe en la fachada de la iglesia”.