Puertollano

Han asistido alrededor de 2.000 personas según los sindicatos convocantes, CCOO y UGT, y 800 según los cuerpos de seguridad

Los ciudadanos de Puertollano fueron eslabones de una gran cadena humana en apoyo a los trabajadores de Elcogas

Coincidiendo con el tercer día de encierro reivindicaban al Ministerio de Industria y a los dirigentes de la central que se adopten las medidas oportunas que eviten el cese de la actividad industrial de esta empresa

Mamen Fernández

17/12/2014

(Última actualización: 18/12/2014 10:31)

Imprimir

Alrededor de 2.000 personas según los sindicatos convocantes, CCOO y UGT, y 800 según los cuerpos de seguridad de Puertollano, se echaron este miércoles a la calle para solidarizarse con los trabajadores de Elcogas, la central térmica amenazada con un expediente de cierre para el 31 de diciembre de 2014. Los ciudadanos hicieron una cadena humana que partió de la Virgen de Gracia y se extendió por la avenida de Ciudad Real hasta llegar casi al castillete de Santa María, recorriendo un camino de ida y vuelta para regresar hasta el Paseo de San Gregorio.

Coincidiendo con el tercer día de encierro de los trabajadores, y bajo el ya repetido lema “Elcogas no se cierra”, la ciudadanía, junto a los tres partidos políticos mayoritarios (PSOE, PP e IU), sindicatos, algunos colectivos sociales, y como no podía ser de otra manera trabajadores y familiares de los mismos, unían así sus fuerzas para reivindicar al Ministerio de Industria y a los dirigentes de la central que se adopten las medidas oportunas que eviten el cese de la actividad industrial de esta empresa.

La alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, presente también en la cadena humana, se manifestaba orgullosa de los ciudadanos de Puertollano, “que han demostrado estar una vez más a la altura de las circunstancias”, sobre todo porque “nos jugamos mucho”, y no sólo el empleo sino también una buena parte del futuro de la ciudad representado en su complejo minero eléctrico. Por este motivo, la primer edil pedía al gobierno de Castilla-La Mancha con Dolores de Cospedal a la cabeza que insista y convenza al Ministro de Industria para que dé “una solución inmediata” a este conflicto.

“Creo que es inhumano y dramático tener a estas familias y a los trabajadores con esta incertidumbre que dura ya seis meses, y si no nadie lo remedia a tiempo van a pasar unas fiestas muy duras encerrados”, decía Fernández.

Los encierros están empezando a pasar factura a los trabajadores

Por su parte, José Antonio Alcaide, presidente del comité de empresa de Elcogas, aseguraba que esta cadena muestra una vez la lucha de los trabajadores por el futuro propio pero también por el de la industria de Puertollano. No obstante, si algo puntualizaba Alcaide es que la solución a este conflicto no debe demorarse durante más tiempo, sobre todo “porque los encierros están empezando a pasar factura a todos los trabajadores, más anímicamente y psicológicamente que físicamente”.

En este sentido, el presidente apelaba, en una semana ya muy crítica para todos, a la “crueldad” del silencio de los políticos, que se mantienen sin ofrecerles “ninguna noticia esperanzadora que nos haga ver esa posible solución transitoria” de la que se hablaba, y mucho más aún, “en estas fechas tan entrañables”.

Una vez finalizada esta cadena humana, los trabajadores de Elcogas volvían a su encierro de 72 horas que comenzaba este lunes en las instalaciones de la empresa. Además, para el día 22 se iniciará un encierro continuado hasta el 4 de enero de 2015, que sería el anticipo de una huelga indefinida si nadie ofrece soluciones a este acuciante conflicto.