Provincia

El antiguo reloj será restaurado y ubicado en un lugar municipal

La torre de la iglesia de la Plaza de España en Bolaños cuenta con un nuevo reloj electrónico conectado a un reloj atómico

Con una inversión de alrededor de 12.000 euros, el reloj más emblemático del municipio estará listo para dar las campanadas de fin de año

La Comarca

17/12/2014

(Última actualización: 18/12/2014 10:32)

Imprimir

El Ayuntamiento de Bolaños ha instalado un nuevo reloj en la iglesia de la Plaza de España, debido al deterioro sufrido por el antiguo reloj tras muchos años de funcionamiento.

Según explica el alcalde, Miguel Ángel Valverde, “la inversión y reparación ha consistido en la sustitución de la maquinaria del reloj de la iglesia de San Felipe y Santiago, en la Plaza de España, por un nuevo reloj electrónico conectado a través de wifi a un reloj atómico, al objeto de evitar cualquier retraso o descoordinación con la hora real y oficial”.

Continúa el primer edil diciendo que “la inversión era necesaria, puesto que el reloj de la Plaza de España presentaba graves síntomas de deterioro, debido al largo tiempo transcurrido desde su puesta en marcha, y como consecuencia de estar ubicado en el campanario, sometido a los desperfectos producidos por el contacto con el ambiente y la erosión que sufren todas sus piezas, a causa de la tierra y polvo acumulados”, ha manifestado.

El antiguo reloj que había en la Plaza antes de esta sustitución, será restaurado y ubicado en un lugar municipal, al objeto de que pueda ser contemplado como una pieza de museo para poder ser conservado en las condiciones de mantenimiento que impidan su posible avería nuevamente, a corto plazo.

Como consecuencia de esta situación, el Ayuntamiento de Bolaños ha solicitado a la empresa toledana denominada Castillo, la reparación del viejo y la implantación de uno nuevo. La restauración del reloj antiguo y la sustitución y reparación por un nuevo reloj electrónico, asciende a la cantidad de 12.100 euros, los cuales serán sufragados por el Ayuntamiento de Bolaños, propietario del mismo. Asimismo, han sido limpiadas y pintadas nuevamente las esferas del reloj y las agujas.

A fin de poder realizar la nueva instalación de relojería en la torre de la iglesia, se han tenido que adquirir material y piezas variadas como una central de mando, una antena de sincronización horaria, un electromazo percutor de campanas y un minutero eléctrico.

La antena de sincronización horaria, con unas dimensiones de 73x75x26 milímetros, y un peso de 0,1 kilogramos, se caracteriza por una señal de radio con código completo de año, mes, día, día de semana, hora, minuto y segundo.

La central de mando instalada es un modelo BTE1, de la marca Bodet, que estará dirigida por la información horaria, la cual, vía radio, recibirá a través de la emisora France Inter, siendo esta señal captada por la antena de recepción horaria F.I a fin de conseguir una precisión absoluta de la hora. Las prestaciones ofrecidas por la nueva central de mando, cuya alimentación es de 220 Voltios, son controlar las esferas exteriores con ajuste automático de la hora después de un corte de corriente, el cambio automático de la hora del invierno al verano, la emisión de impulsos N, D1 y D2 mediante tres hilos, y la posibilidad de tocar una campana para los toques de horas y medias horas.

El electromazo percutor de campanas, fabricado de un material previsto para su correcto funcionamiento exterior, posee un tratamiento anticorrosivo, pudiendo funcionar a temperaturas de entre menos 40 grados centígrados y los 70 grados centígrados.

Los minuteros eléctricos, de construcción robusta y anticorrosión, son de acero galvanizado con ejes inoxidables y auto-lubricados con palieres de bronce y un mecanismo protegido contra el polvo y la intemperie. Resisten a los vientos de hasta 130 kilómetros por hora y están listos para funcionar entre menos 40 y los 60 grados centígrados.