Región

A comienzos de la legislatura había más de 11.000 millones de euros de deuda fruto de los desequilibrios del Gobierno anterior

La deuda de Castilla-La Mancha ha crecido sólo según el déficit autorizado por el Ministerio de Hacienda

Durante el Gobierno de Cospedal se ha conseguido frenar en seco el crecimiento de la deuda

El Ejecutivo regional está negociando con los bancos para conseguir bajar los intereses de los préstamos

La Comarca

13/12/2014

(Última actualización: 14/12/2014 12:29)

Imprimir

La deuda de Castilla-La Mancha ha crecido durante esta legislatura únicamente según lo permitido por el Ministerio de Hacienda -el déficit autorizado-.

En estos casi cuatro años de gobierno de la presidenta Cospedal, no sólo se ha frenado en seco el crecimiento de la deuda, sino que se ha conseguido, a través de una óptima gestión de la cartera de la deuda, cambiar los préstamos caros por otros más baratos para que los intereses no pesen tanto en los Presupuestos.

Actualmente, la deuda de Castilla-La Mancha asciende a 12.488 millones de euros, según los últimos datos del Banco de España. En este punto, hay que recordar que a finales de 2011, cuando la presidenta Cospedal accedió al Gobierno, la deuda ascendía a más de 11.000 millones. Había más de 7.000 millones de euros de deuda con los bancos y otros 4.000 millones de deuda oculta en forma de facturas escondidas en los cajones.

Esos 4.000 millones de facturas se han pagado íntegramente durante esta legislatura a través de los diferentes mecanismos de pago a proveedores puestos en marcha en la región. A partir de ese momento, ese dinero ha pasado a deberse a los bancos en vez de a los proveedores, lo que se ha reflejado en el crecimiento de la deuda, como constata el Banco de España.

Durante estos casi cuatro años de legislatura, Castilla-La Mancha se ha endeudado sólo como consecuencia del déficit autorizado año a año por el Ministerio de Hacienda, sin incurrir en déficits desbocados como ocurrió con el Gobierno anterior.

Además, hay que poner de manifiesto que está previsto que la economía crezca el año que viene más que la deuda, con lo que en términos relativos, comenzará a disminuir la deuda.

Actualmente, desde la Consejería de Hacienda se está llevando a cabo una gestión de la cartera de la deuda para rebajar los intereses de los préstamos. Como consecuencia de esa gestión, en los Presupuestos del año que viene se ha logrado una rebaja de 110 millones de euros en intereses.