Cultura

El libro presentado el pasado jueves

“La Casa de Juanes”, de Justo García Soriano, muestra la brecha entre la España rural y urbana

Publicada por la Biblioteca de Autores Manchegos de la Diputación Provincial

La Comarca

12/12/2014

(Última actualización: 12/12/2014 22:52)

Imprimir

"La casa de Juanes", de Justo J. García Soriano, editada por la Biblioteca de Autores Manchegos, de la Diputación Provincial, con el número 87 de su colección literaria Ojo de Pez, ha sido presentada esta tarde en la Residencia Universitaria Santo Tomás de Villanueva, de Ciudad Real.

Se trata de la primera novela de este autor, madrileño de nacimiento, pero afincado en Picón, que ejerce de secretario de los ayuntamientos de Ballesteros y Alcolea de Calatrava. Como autor comprometido con el teatro, con varias obras representadas en Ciudad Real, ha decidió hacer su primera incursión en la novela con una obra realista y costumbrista.

Para García Soriano escribir es un vicio que mantiene desde edad temprana y esta cualidad, unida a que ya había escrito algo de teatro, le llevó a probar en el mundo de la narrativa y de la novela. "La escribí para reflejar el choque entre la España urbana de la que yo procedía y la España rural que empecé a conocer cuando empecé a trabajar de secretario de ayuntamiento", señala

"La Casa de Juanes" no está basada en hechos reales sino que se trata de ficción total, intentando reflejar una situación que se vivía en los primeros años de la década de los 80, y que ahora, debido a la crisis, ha vuelto a agudizarse, mostrándose esa brecha entre las dos Españas, la urbana y la rural.

Con la publicación de esta obra a García Soriano se le abre la oportunidad de introducirse en el mundo de la edición, "tan difícil, a pesar de que España es uno de los países en los que más se publica", precisa. En este sentido exalta la labor de la Diputación Provincial de Ciudad Real con su Biblioteca de Autores Manchegos, en la que se valora la calidad de la obra. "Eso estimula la capacidad de creación y te anima a creer que lo que haces lo haces bien", puntualiza.

En proyecto tiene la finalización de una nueva novela, aunque de corte totalmente distinto a ésta, ya que tiene que ver con las grandes corporaciones bancarias.

En el acto ha intervenido el vicepresidente primero de la Diputación y responsable de la Biblioteca de Autores Manchegos, Ángel Caballero, que ha destacado sobre el autor que se trata de uno de los valores, que animan el espíritu de la BAM, que es servir de impulso a nuevos autores, dar a conocer textos literarios de calidad que aporten nuevas claves al panorama literario de la provincia y que mantengan el nivel de exigencia que tiene ya el fondo editorial de la BAM en lo que se refiere a su Colección Literaria. "Publicar un primer libro es siempre algo muy ilusionante, como toda primera vez en cualquier orden de la vida. Si ya el acto de dar salida a un libro, de organizar digamos su puesta de largo, es un hecho agradable y bonito, que a la vez sea una primera obra tiene un componente añadido de ilusión, de novedad, de emoción que nos lleva a compartir mutuamente la satisfacción por la obra bien hecha".

Antes de dar paso al periodista, escritor y poeta, Fernando Delgado, para que presentase la obra de Justo García Serrano, el vicepresidente de la Diputación ha deseado que este primer libro fuese una verdadera aportación en lo personal y un estímulo para seguir en su trayectoria como autor.

Caballero ha agradecido de manera muy especial a Fernando Delgado que hiciera un hueco en su agenda para venir a presentar este libro. "Su apoyo y su presencia como presentador de nuestro libro supone un importante espaldarazo que valoramos en muy alto grado".

"A Fernando le hemos podido coger de viaje entre Andalucía y camino de Valencia. Todos le conocemos, tanto en su faceta de escritor como de periodista, su paso al frente de los telediarios del fin de semana le hizo popular. Premio Planeta en 1995 con su novela "La mirada del otro", publica ahora un nuevo libro de poemas, "Donde estuve", el quinto, en el que habla del paso del tiempo, de recuerdos de su infancia, de Dios, de la naturaleza...".

El libro, de 235 páginas, está ambientado en la provincia de Ciudad Real, concretamente en el Valle de Alcudia, y relata una historia familiar de reencuentro y enfrentamientos, narrada con un lenguaje realista autorreflexivo y personal. "La casa de Juanes" es el testimonio literario de una batalla final sin más armas que la tierra y lo que la tierra esconde.