Daimiel

Sierra de la Galana recibió el reconocimiento al esfuerzo empresarial. La distinción a la mejor empresa familiar recayó en Industrias Vinícolas Los Candeales

AEDA logra reunir en Daimiel a un centenar de empresarios en sus 13º Premios Empresariales

El actual presidente de la Asociación de 1998 a 2008, Pedro García Muñoz, recogió el Premio Especial en una gala donde se puso de manifiesto la necesidad de sumar esfuerzos e identificar la vía de negocio para sortear las dificultades, evitando estar en manos de de terceros

La Comarca

23/11/2014

(Última actualización: 23/11/2014 21:47)

Imprimir

La familia de empresarios de Daimiel volvió a reunirse por decimotercera ocasión en torno a los Premios Empresariales. Un evento donde se reconoce a aquellos negocios que han sobresalido en 2014 de algún modo. Fue el caso de Sierra de la Galana que recibió el reconocimiento al esfuerzo empresarial. La distinción a la mejor empresa familiar recayó en Industrias Vinícolas Los Candeales. Asimismo, el Premio Especial se entregó a Pedro García-Muñoz, actual presidente honorífico de AEDA y máximo dirigente en activo de 1998 a 2008. La gala, a la que asistieron más de un centenar de personas, se celebró este sábado por la noche en Las Brujas.

El presidente de la Cámara de comercio, Mariano León, el coordinador provincial del Servicio Periférico de Empleo y Economía, Federico Céspedes Castejón y el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, respaldaron un evento en el que el actual presidente de AEDA, Vicente Fernández-Espartero expresó su “satisfacción” por los galardones. Una felicitación a la que también se sumó el resto de intervinientes en el turno de palabras.

Previamente, se procedió a la entrega de Premios. El primero en recoger la espiral de aros fue Juan Manuel García de la Galana, quien agradeció el reconocimiento y aprovechó su alocución para apremiar más ayuda y apoyo a una figura que, dijo, requiere de “horas” y “sacrificios”, una entrega en detrimento de la familia y de otro tipo de pasatiempos que, en ocasiones, explicó, cae hasta el desánimo por los últimos escándalos surgidos en los principales estamentos de la sociedad.

A continuación, Román Ruiz de la Hermosa, representando a Industrias Vinícolas Los Candeales, conformada junto a sus hermanos, Miguel y Eduardo, ensalzó el “trabajo”, la “constancia” y la “continuidad” como elementos básicos para levantar cualquier proyecto empresarial. Consejos a los que precedió el agradecimiento por recibir el Premio a la Empresa Familiar de manos del primer edil.

El capítulo de distinciones lo cerró Pedro García Muñoz, presidente de AEDA durante una década e impulsor de la asociación en la comarca. Visiblemente emocionado reconoció el “valor” actual de la Asociación, al tiempo que hizo un recorrido durante sus años como máximo dirigente de la entidad local de emprendedores “siempre con la intención de proyectar ideas y programas que buscaban mejorar la situación”.

Una dirección que le reconoció el presidente de la Cámara de Comercio, Mariano León, durante su intervención. En estos términos también se expresó el alcalde Sierra, quien también destacó “el papel dinamizador de los empresarios en la economía, tanto desde el ámbito familiar como de las pymes y el de las grandes empresas”. El primer edil detalló la línea de ayudas y facilidades al emprendimiento desarrolladas en 2014 desde el Ayuntamiento de Daimiel y tendió la mano al sector. Al mismo tiempo les animó a “seguir contribuyendo a dignificar la figura de los empresarios, en ocasiones injustamente demonizada”. Expresó igualmente la necesidad de “actualizarse, trabajar los productos, su credibilidad y comercialización” además de incorporar a “gente formada” para incentivar las perspectivas de negocio en unos tiempos que empiezan, precisó, a cargarse de expectativas a tenor de las últimas cifras donde parámetros como la confianza empresarial están creciendo.

El coordinador provincial del Servicio Periférico de Economía y Empleo, Federico Céspedes Castejón, reseñó también las medidas parar reparar el tejido empresarial y generar empleo. Son disposiciones que se desarrollan en un tiempo “más lento del que desearíamos”. No en vano, se ha experimentado un importante nivel de destrucción de empleo cifrado en unas 3.000 personas en la provincia. Para Céspedes lo importante es “definir bien la vía de negocio, calculando costes, ingresos y poniendo mucho de su parte, para depender tan sólo del trabajo y el empeño, y no de ayudas”. Aun así, comentó, “puede salir mal”. Sin embargo, concluyó citando a Edison, aludiendo a que el mensaje debe de ser de optimismo porque cuando se trata de proyectos empresariales “te recordarán por el número de éxitos, no por el de fracasos”.

Culminó así una velada donde se visionó Daimiel y en la que previamente quedó presentada en sociedad la Red Biosphere Angels, una red de emprendedores e inversores privados en torno a la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda, promovida por Seguros Azur y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.