Región

En nota de prensa

UPyD recuerda al Gobierno que trabaje por los 762.197 ciudadanos de C-LM en situación de pobreza severa

Son 278.000 ciudadanos que no pueden calentar su hogar este invierno, son el 36,7% de nuestros compatriotas que viven en condiciones de exclusión social, frente al 27,3% nacional

La Comarca

14/11/2014

(Última actualización: 14/11/2014 21:39)

Imprimir

UPyD C-LM considera que es de justicia que se destape la angustiosa realidad que vive en estos momentos una parte importante de la población castellanomanchega: concretamente son 762.197 personas de Castilla-La Mancha que están en situación de pobreza severa, son 278.000 ciudadanos que no pueden calentar su hogar este invierno, son el 36,7% de nuestros compatriotas que viven en condiciones de exclusión social, frente al 27,3% nacional.

Estos días se celebra en el campus universitario de Talavera de la Reina un curso 'Nuevas fisonomías de la pobreza y desigualdad social en el escenario de la crisis económica', que coincide con la publicación del VII Informe FOESSA sobre la realidad social de España. Una vez más, nuestra región es puntera en mostrar los índices de PIB per cápita más bajos del país, sólo superada a la baja por Melilla y Extremadura.

“Parece que los compañeros de fatigas de Mº Dolores de Cospedal Juan José Imbroda y José Antonio Monago tampoco son capaces de sacar del hoyo profundo a sus respectivos territorios. Sin embargo, como ella, se niegan a romper filas y desmarcarse del discurso de la recuperación impuesto por Génova. Un castillo de naipes que se viene abajo cuando se ve sobre el terreno la cruda realidad”, apunta la coordinadora regional de esta formación, Celia Esther Cámara, que destaca la incapacidad manifiesta y demostrada de los gobiernos populares para sacar al país de la crisis.

UPyD cree que hace tiempo que empezaron a sonar las sirenas de emergencia en Castilla-La Mancha y la deliberada sordera del Gobierno regional tiene que romperse con el grito de los ciudadanos, exigiendo una gestión responsable que no deje sin calefacción a miles de familias, ni retire prestaciones a quienes tienen que alimentar a sus hijos.

Cámara considera que “no es verdad lo que nos dicen, que estamos saliendo de la crisis entre todos, porque los ciudadanos ya están viendo con claridad que unos arriman el hombro más que otros y ya están cansados de esfuerzos que se traducen en empobrecimiento y que no han sido fructíferos para mejorar la dramática tasa de desempleo”.

En definitiva, hay menos personas sin ingresos que están cobrando prestaciones y éstas son más bajas que hace un año. “Ya que el Gobierno no está cumpliendo su promesa de proporcionar un empleo que garantice una vida digna a esas personas, al menos le pedimos que dé respuesta a sus necesidades”, concluye la líder regional.