Región

La crisis económica y la reforma laboral detrás del incremento

Preocupante incremento de los índices de siniestralidad

Aprovechando la celebración de una reunión interna de coordinación con la Secretaria de Salud Laboral de la Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, el sindicato ha valorado los datos de siniestralidad laboral. Destaca un incremento de accidentes de trabajo tanto a nivel nacional como en la Comunidad y persiste la infradeclaración de las Enfermedades Profesionales. La precariedad laboral, la subcontratación, la falta de información y formación de los trabajadores detrás de este incremento favorecido por la crisis económica y la reforma laboral

La Comarca

14/11/2014

(Última actualización: 14/11/2014 20:50)

Imprimir

UGT Castilla-La Mancha ha celebrado hoy una reunión interna de coordinación en materia de Salud Laboral que ha contado con la presencia de la Secretaria Confederal de Salud Laboral de UGT, en la que se han analizado la evolución de los datos de siniestralidad y sus causas, las enfermedades profesionales y las actuaciones a llevar a cabo por la central sindical a fin de contribuir a luchar contra la lacra social que es la siniestralidad.

Marisa Rufino ha expuesto la evolución de los datos en el conjunto nacional, destacando que la comparativa enero-agosto (últimos datos oficiales disponibles), se han incrementado en un 4,4% los accidentes totales, llegando a los 311.977 accidentes y viéndose aumentadas las cifras en todos los sectores productivos.

Destacar, igualmente, que del total 303 son mortales, 10 más que el mismo período del año anterior, destacando especialmente el sector agrario con 23 fallecidos más por accidente laboral, pasando de 32 a 55.

Otro elemento significativo lo encontramos en que a pesar que los accidentes con baja se han visto incrementados, lo ha hecho menos que los accidentes sin baja, por lo que UGT denuncia que se está produciendo infradeclaración de los accidentes, fruto de la precariedad laboral, las actuaciones de las Mutuas y por el efecto perverso que proviene del sistema de “bonus”, que prima a las empresas con bajos índices de siniestralidad.

Estas cifras se corroboran con datos de la EPA, pues en el mismo período de referencia (2013) la EPA cifraba en 480.000 los accidentes, mientras que el sistema DELTA de comunicación de partes de accidentes lo cifra en 397.000, una diferencia más que significativa.

En materia de Enfermedades Profesionales (EEPP) seguimos observando deficiencias en el sistema de declaración de las mismas que provienen del año 2006, en el que se promulgó un Decreto de declaración de EEPP que establece un listado de enfermedades de origen laboral que no contempla los cánceres de origen laboral, las enfermedades derivadas de los riesgos psicosociales y algunos trastornos musculoesqueléticos, así mientras la EPA establece en 2013, 1.632.400 enfermedades de origen laboral, el sistema de notificación CEPROS tan sólo las cifra en 16.900.

Destacar el mal dato de Castilla-La Mancha, muy por debajo de la media, así mientras en España se declara 1 enfermedad por 1.112 trabajadores, en Castilla-La Mancha se declara 1 por cada 1.837, muy lejos de Navarra, que cuenta con un sistema propio de declaración, donde las cifras bajan a 1 enfermedad profesional declarada por cada 208 trabajadores.

Además esta cuestión también supone un trasvase de costes directos al Servicio Público de Salud en beneficio de las Mutuas, obligadas en caso de ser enfermedad profesional, cuestión agravada por el hecho que los médicos del Sistema Público no disponen de las historias clínicas laborales de los trabajadores.

La Secretaria Confederal ha expuesto 4 causas que detrás de este repunte de la siniestralidad: la precariedad laboral con una reforma laboral que favorece la contratación temporal; la subcontratación que lleva aparejada una externalización del riesgo; la falta de información y formación de los trabajadores; y, un empeoramiento generalizado de las condiciones de trabajo como consecuencia de la crisis económica.

Por todo ello ha recordado que la Salud Laboral se sigue considerando por las empresas como un coste y no como una inversión, lo que es un error, pues según un informe de la Asociación Internacional de Seguridad Social, por cada Euro que se invierte en Prevención se recibe 2,2 Euros de beneficio, en términos de prestaciones de Seguridad Social, costes de sustitución del trabajador accidentado, denuncias y sanciones, pérdida de productividad, etc.

Junto a estas causas ha reclamado mayor implicación de las Administraciones Públicas, en particular de Ministerio en la negociación y aprobación de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2012-2020, tal y como la Unión Europea tiene, pero España no. Ha reclamado más medios tanto humanos como materiales para Inspección de Trabajo como para el Ministerio Fiscal. Y una efectiva implicación de las empresas y que empiecen a considerar la prevención como inversión y no coste.

Por su parte Higinia García Rodríguez, Secretaria de Salud Laboral de UGT Castilla-La Mancha ha recalcado que en Castilla-La Mancha se han producido de enero a septiembre de 2014 14.089 accidentes con baja, lo que representa un incremento del 6,6% con respecto al mismo período del año anterior, en el que se produjeron13.216, con un incremento del índice de incidencia del 4,1%

Abundando en los datos ofrecidos en materia de EEPP, ha destacado que el 30% de las enfermedades relacionadas con el trabajo no están reconocidas en el Listado de 2006 como tales.

Ha recordado la estrecha colaboración que se mantiene con el Ministerio Fiscal, en el desarrollo del Convenio de Colaboración existente desde 2007 con la Fiscalía Delegada en materia de Siniestralidad Laboral, cuyo objetivo es la tolerancia cero con la siniestralidad y lograr que los centros de trabajo sean lugares seguros, del que se celebrará una próxima reunión el día 20 de noviembre.

Por último, para UGT Castilla-La Mancha la Salud Laboral no puede relegarse, y la crisis y la reforma laboral no pueden destruir el empleo y las condiciones de trabajo, además ha reclamado mayor formación y continuar con las labores de asesoramiento que se vienen desarrollando con al amparo de Acuerdo Estratégico suscrito en julio de este año para el 2014-2016, para detectar deficiencias y formular propuestas de mejora de las actuaciones preventivas.

Por último ha recordado la estrecha colaboración que se mantiene con ITSS y con el Ministerio Fiscal, en este último caso, en el desarrollo del Convenio de Colaboración existente desde 2007 con la Fiscalía Delegada en materia de Siniestralidad Laboral, cuyo objetivo es la tolerancia cero con la siniestralidad y lograr que los centros de trabajo sean lugares seguros, del que se celebrará una próxima reunión el día 20 de noviembre.