Provincia

En la sede del Consejo Reguladora de la DO La Mancha

El alcalde da la bienvenida a Tomelloso a los participantes en la Asamblea General de la CECRV

Cotillas destaca la importancia de acoger este tipo de eventos para dar a conocer el potencial vitivinícola de La Mancha

La Comarca

07/11/2014

(Última actualización: 07/11/2014 22:36)

Imprimir

Tomelloso ha sido protagonista en la Asamblea General de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas que se ha celebrado en la sede del Consejo Reguladora de la DO La Mancha. Tras la misma, la expedición compuesta por más de 100 personas se ha desplazado a Tomelloso, concretamente a la cooperativa Virgen de las Viñas para visitar la bodega almazara y su planta de embotellado.

El presidente de la cooperativa Rafael Torres y el alcalde de la ciudad, Carlos Cotillas les han dado la bienvenida a una empresa que ha llamado la atención de los visitantes por su grandiosidad y la apuesta tecnológica realizada en los últimos años. El primer edil ha valorado que una región como CLM que tiene en el sector vitivinícola un peso fundamental desde un punto de vista económico y social acoja este tipo de eventos.

Y es que para Cotillas es fundamental la visibilidad que ofrecen estos foros para dar a conocer el enorme esfuerzo que se está haciendo en materia de calidad, de comercialización y de modernización de explotaciones, bodegas y cooperativas. No en vano, ha recordado Cotillas, la cooperativa Virgen de las Viñas es la mayor de Europa y probablemente del mundo con más de 2.000 socios, 23.000 hectáreas de viñedo propio y una producción media de 150 millones de litros de vino y mosto por campaña. Con los datos en la mano solo de esta cooperativa y el potente sector empresarial que gira en torno a la viticultura, se evidencia el peso que tiene en el ámbito económico para cientos de familias de Tomelloso el mundo del vino.

Tras la comida en el lagar de la cooperativa, los representantes de los Consejos Reguladores, han visitado el museo Infanta Elena y se han desplazado a las instalaciones de Bodegas y Viñedos Verum para disfrutar de sus cavas. Además de la espectacularidad de su cueva de envejecimiento de mas de 8.000 m2, Destilerías Altosa y Bodegas Verum también ha llamado la atención por su apuesta por otros productos de menor tradición, pero con una gran calidad y notable éxito comercial en otros mercados como sus espumosos y aguardientes.