Daimiel

El nivel del pozo de captación municipal ha descendido 35 centímetros en octubre. Con respecto a octubre de 2013, la cota baja 75 centímetros

La recuperación del acuífero de Daimiel se frena

Desde enero de 2010, la comparativa interanual siempre había sido positiva.

El experto del IGME, Miguel Mejías, cree que la situación es “coherente” con un año de “precipitaciones escasas”, en el que incluso cuando ha llovido lo ha hecho “en unos meses donde la infiltración al acuífero es menor”

La Comarca

07/11/2014

(Última actualización: 07/11/2014 22:39)

Imprimir

El nivel del pozo de captación municipal ha descendido 35 centímetros durante el mes de octubre. Según la medición que realiza periódicamente Aquona, el 31 de octubre el nivel del pozo se situaba a –11,95 metros frente a los –11,60 metros que marcaba a finales de septiembre. Con respecto a la comparativa anual, el nivel también ha bajado con respecto a octubre de 2013. En concreto, en estos últimos doce meses el agua ha descendido 75 centímetros, desde los –11,20 metros que se registraban entonces. Este dato es especialmente llamativo porque por primera vez desde enero de 2010, en esos 57 meses precedentes, la comparativa interanual siempre había sido positiva.

Para el jefe de Infraestructura Hidrologeológica del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Miguel Mejías, el dato registrado en el pozo municipal es “coherente” con un año de “precipitaciones escasas”, en el que incluso cuando ha llovido lo ha hecho “en unos meses donde la infiltración al acuífero es menor”. Mejías ha señalado que este compartimiento también se repite en los sondeos que él controla en esta mismo zona y donde este año, entre el periodo de aguas altas (finales de primavera) y el actual de aguas bajas (principios de otoño), “el nivel ha bajado un 1,80 metros”. Un descenso que contrasta con lo que sucedió en ese mismo periodo de 2013, “cuando no solo no descendió sino que ascendió casi 3 metros”. Así las cosas, Mejías entendía que estamos ante “un pequeño punto de inflexión”, tras casi 5 años donde el acuífero se ha recuperado “una media de más de 18 metros”.

Sobre la evolución que puede esperarse en los próximos meses, el experto del IGME recordaba que el acuífero “tiene una inercia considerable”, es decir, “cuanto más tiempo dura un periodo seco, más tarda el acuífero en recuperarse con la aparición de las lluvias” y viceversa. Por lo tanto, al venir de un largo periodo húmedo, “si este otoño fuera bastante lluvioso, el acuífero enseguida volvería a recuperar o a mantener los niveles”.

No obstante, Miguel Mejías insistía en que, a pesar de este “cambio de tendencia”, la situación del río Guadiana “no es tan negativa” como la que se vivía antes de este periodo húmedo. De hecho, la última medida que se tomó el pasado septiembre en el tramo entre los molinos de La Máquina y el Nuevo indica que “todavía está saliendo agua” a un ritmo “de más de 200 litros por segundo”.