Región

Delegación del Gobierno

La Guardia Civil imputa a cinco personas por sendos delitos contra la seguridad vial en la provincia de Cuenca

Uno de los imputados tuvo una accidente de circulación sin daños personales

La Comarca

03/11/2014

(Última actualización: 04/11/2014 08:42)

Imprimir

Efectivos de la Guardia Civil han imputado durante el pasado fin de semana a un total de cinco personas, cuatro hombres de nacionalidad española y una mujer colombiana de edades comprendidas entre los 58 y los 31 años, por la comisión de sendos delitos contra la seguridad vial cometidos en las carreteras conquenses.

En la madrugada del viernes al sábado, la Guardia Civil de Tráfico de Las Pedroñeras, detuvo un turismo a la altura del km. 160 de la N-301 (Madrid-Cartagena) dentro del término municipal pedroñero. Tras identificar al conductor se le sometió a una prueba de alcoholemia que dio un resultado de 0’78 mg/l de alcohol en aire espirado. Por este motivo, el automovilista, un hombre español de 58 años fue imputado por la comisión de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

A las 05’30 horas del día uno la Guardia Civil tuvo conocimiento que a la altura del km. 23 de la CU-V-2132 (N-320/Villalba del Rey), dentro de este último término municipal había ocurrido un accidente de tráfico.

Una patrulla de la Guardia Civil de Villalba del Rey se personó en el lugar para auxiliar al vehículo accidentado. Después de comprobar que únicamente había habido daños materiales solicitó la presencia del Equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Cuenca, al presentar el conductor y único ocupante síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Al realizar la pertinente prueba de alcoholemia al conductor, alcanzó un resultado de 0’57 mg/l de alcohol en aire espirado en una prueba de alcoholemia, procediéndose a la imputación del mismo, un varón español de 39 años por la comisión de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Efectivos de la Guardia Civil de Tráfico de Las Pedroñeras imputaron en la tarde del día 2 a un varón español de 58 años de edad como autor de un delito contra la seguridad vial.

Sobre las 17’30 horas del domingo una patrulla de la Guardia Civil apreció como un conductor cometía una infracción de tráfico a la altura del km. 156 de la N-310 (Ciudad Real-Villanueva de la Jara), dentro del término municipal de San Clemente. Mientras los agentes confeccionaban un boletín de denuncia, comprobaron que el automovilista tenía síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia del alcohol. Tras realizar el correspondiente examen arrojó un saldo de 0’78 mg/l de alcohol en aire espirado, siendo imputado por tal motivo.

Por último, en la tarde del día dos, efectivos de la Guardia Civil de Tráfico de Tarancón observaron como un turismo que se acercaba a su altura, paró cien metros antes, intercambiándose el lugar los dos ocupantes de los asientos delanteros.

Ante la situación, los agentes instaron a la detención del vehículo, procediendo a la identificación de los ocupantes. Los Guardias Civiles comprobaron que la persona que en ese momento ocupaba el asiento del acompañante y que anteriormente conducía el coche carecía del preceptivo permiso de conducir.

El actual conductor manifestó que le había dejado para hacer prácticas con el vehículo. En este caso la Guardia Civil imputó a las dos personas, a la primera de ellas, una mujer de 31 años y nacionalidad colombiana , por conducir un vehículo sin tener el correspondiente permiso de conducir, y al segundo, un hombre español de 44 años por un delito de cooperación necesaria para la comisión de un delito.

Todos los imputados han sido puestos a disposición de los respectivos juzgados de guardia.

La Guardia Civil recuerda que la tasa máxima con la que se puede conducir un vehículo, con carácter general, está establecida en 0’25 mg/l. de alcohol en aire espirado.