Ciudad Real

En un acto celebrado el pasado viernes

La Hermandad del Prendimiento de Ciudad Real presenta el nuevo llamador del palio de María Santísima de la Salud

El público asistente pudo comprobar el sonido del nuevo llamador y conocer el proceso de fabricación

La Comarca

03/11/2014

(Última actualización: 04/11/2014 08:44)

Imprimir

La Hermandad del Prendimiento de Ciudad Real presentaba el pasado viernes, 31 de octubre, el nuevo llamador que formará parte del palio de María Santísima de la Salud. Este sencillo pero emotivo acto comenzó con unas palabras del Hermano Mayor Mariano Ureña quien, después de agradecer la asistencia a los allí presentes, tuvo palabras de cariño recordando al hermano David Torres, artífice del llamador que no pudo llevar a cabo en vida por su fallecimiento. A continuación pidió al hermano Alberto Honrado, daimieleño y amigo de David, para destapar la tela que cubría el llamador.

Posteriormente presentó a José María Leal Bernáldez, escultor sevillano que explicaba el proceso de modelado del llamador en la Orfebrería Hermanos Fernández donde también ha sido cincelado. Al concluir su disertación, José María Leal hizo sonar el llamador para comprobar su gran percusión. La presentación finalizaba con un gran aplauso a la memoria de David Torres con los asistentes acercándose al nuevo llamador para verlo de cerca y tocar esta nueva pieza que pasa a ser patrimonio de la Hermandad.

El llamador

El llamador ha sido donado a la Hermandad del Prendimiento por un grupo de amigos de David Torres Calahorra que, siendo hermanos o no, han querido llevar a cabo este proyecto que en su día él quiso hacer.

En esta obra han participado dos artesanos. Por un lado, el escultor- imaginero José María Leal Bernáldez realizó el modelado en barro que posteriormente la Orfebrería Hermanos Fernández ha pasado a fundición en bronce, cincelándolo y dándole un baño de plata.

La forma de percusión consta de la técnica mixta de la plancha y el botón. Así, el llamador se divide en la peana y el baquetón para tener un mayor ancho de bisagra que asegure la sujeción de los elementos pesados que lo conforman. Sin embargo, el golpeo lo efectúa sobre un botón de acero que amplifica el sonido.

Simbología

Como cimiento de la obra se encuentra la base con la inscripción: “María, Fuente de Salud” y encima de ella se encuentra la peana del llamador. Ésta sigue fielmente el dibujo de baquetón del futuro respiradero del palio, haciendo el característico ingleteado con entrantes y salientes y combinando secciones cinceladas y lisas con una gran labor de lampistería.

La segunda parte y más grande en tamaño es la central, que une todo el llamador y hace de asa para que el capataz lo haga sonar. Contiene elementos similares al del futuro palio bordado y varios elementos vegetales entre los que destaca una flor de Pasión con gran relieve.