Daimiel

En su visita al centro Virgen de las Cruces

El gobierno regional busca una “viabilidad” para la 'Granja Escuela' de Daimiel

El director general de Recursos Humanos y Planificación Educativa, Matías Jiménez, expresó la intención del ejecutivo autonómico de reanudar la actividad en la instalación en el año 2015

La Comarca

30/10/2014

(Última actualización: 30/10/2014 20:10)

Imprimir

El director general de Recursos Humanos y Planificación Educativa, Matías Jiménez, y el coordinador provincial de Educación, Miguel Morales, visitaron acompañados del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y la concejala de Educación, María Dolores Martín de Almagro, las instalaciones del Centro Educativo Virgen de Las Cruces, conocido como Granja Escuela, “para comprobar in situ el estado de las instalaciones y estudiar las posibilidades que ofrecen de cara a un futuro próximo”, como explicaba el primer edil quien, al mismo tiempo, agradeció el interés y seguimiento desde el Consejería de Educación en lo relacionado con este ámbito en el municipio.

El compromiso del gobierno regional es “no dejar morir este centro”. Así lo recalcó Jiménez antes de iniciar una minuciosa visita que se prolongó durante más de dos horas. El director general, que habló de “cierre momentáneo” de la instalación, expresó la intención de la Consejería de “devolverle su importancia como centro de referencia a nivel provincial”.

Aunque no concretó fechas ni el contenido educativo que albergaría, Matías Jiménez sí confirmó que el ejecutivo autonómico se afana actualmente “en la dirección en la cual se encaminará la formación que podrían acoger las aulas” del Virgen de las Cruces.

El director general de Recursos Humanos y Planificación Educativa expresó igualmente su disposición a conocer el funcionamiento de los centros educativos daimieleños, especialmente los de Educación Primaria e Infantil, y que, en principio, “tendrían todas sus necesidades cubiertas”, incluso, concluyó, “cubriéndose bajas que en la última etapa de la anterior Administración no quedaban cubiertas”.