Puertollano

Artículo de opinión sobre los últimos acontecimientos en la vida política municipal relacionados con el coso polivalente de Puertollano

Corrupción, bochorno y más irresponsabilidades

La dignidad de nuevo brilla por su ausencia en el ayuntamiento de

Puertollano

Iván García Rodríguez

30/10/2014

(Última actualización: 30/10/2014 20:07)

Imprimir

Ya es conocido el último auto judicial relacionado con la construcción del Coso Polivalente en nuestra localidad donde se recoge la ampliación de imputaciones a algunos de los responsables más directos y de nuevo, una vez más, el espectáculo vergonzoso de la corrupción en la gestión pública es protagonista en un consistorio donde era sabido, y ahora confirmado, que el servilismo y el clientelismo forman parte de la agenda de trabajo de algunos funcionarios y representantes municipales.

El auto recoge lo que parece una carrera por coleccionar delitos en el

desempeño de la función pública y materialización del proyecto de obra que se investiga: falsedad de documentación oficial, usurpación de identidad, tráfico de influencias, cohecho, tráfico de información privilegiada y delito contra la administración de justicia. Todos estos cargos se reparten entre cuatro personas,en este auto, donde el aparejador municipal y el accidentado secretario accidental se llevan la palma.

Y en esto que llega el correspondiente pleno de este final de mes calentito.

El grupo municipal de IU había sido informado la noche anterior por el

abogado que representa a IU, personada en este caso para obtener la

información necesaria y poder así trasladarla a la ciudadanía, y se toma una decisión coherente, digna y ejemplar: no poner un pie en el máximo órgano de representación y decisión de una ciudad, como es el pleno municipal, mientras el secretario accidental imputado vaya a ejercer como tal.

El grupo municipal de IU en el ayuntamiento, arropado por la organización

local, no va a consentir que alguien imputado por falsedad documental redacte el acta del pleno. Su cese debe ser inmediato.

Nuestra posición política es clara y contundente: no vamos a permitir que los principios más básicos de funcionamiento en un ayuntamiento sean atropellados y ninguneados.

Como señaló en rueda de prensa nuestro portavoz municipal, Florentino López, el órdago está sobre la mesa.

¿Cómo ha actuado la alcaldesa y su equipo de gobierno? Como de costumbre.

Esa costumbre tan arraigada con el anterior alcalde y que podría ser descrita con el dicho popular: “sacudiéndose la alpargata”.

Es de tal calado la irresponsabilidad con la que ha actuado la alcaldesa que la vergüenza ajena invade las argumentaciones que ha utilizado para justificar el no actuar como es debido en este caso. Por ello, no está de más recordar a la alcaldesa que su predecesor prometió hasta en dos ocasiones el cese del secretario accidental. Siendo así, ¿por qué argumenta que ella no tiene potestad legal para cesar al imputado?.

No es cierto que no tenga esta potestad. Está en su poder tanto proponer como cesar este cargo municipal en concreto e informar a la Dirección General de Administraciones Públicas de la Junta y solicitar su visto bueno o no.

¿Se zanjará la situación con la renuncia del afectado a su puesto?

Nuestra localidad está presenciando de nuevo como quienes deben velar por el servicio de un ayuntamiento a su ciudadanía y trabajar por el bienestar, la transparencia y el correcto funcionamiento democrático del órgano de gobierno local, eluden sus responsabilidades. El silencio y la complicidad también hacen partícipes a quienes dejan hacer y ven pasar el circo en el que se ha convertido la reacción a esta situación.

No se debe mirar a otro lado.

No se debe dejar pasar y enmascarar lo que se vive en este pueblo.

No se debe dejar sólo en manos de la justicia que esta situación cambie.

La responsabilidad de la ciudadanía tiene que surgir, bullir de indignación y poner en marcha esos mecanismos democráticos que tanto costaron conseguir y que tanto se menosprecian ahora.

La ciudadanía debe actuar y apear del poder a quienes creen que un

ayuntamiento es una fuente de beneficio propio y no un órgano de

representación colectivo.

Los espacios de convergencia y participación ciudadana son, y serán, el camino más claro hacia la construcción de una convivencia plena y duradera en el ámbito de la gestión municipal entre quienes son elegidos para representar y realizar tan importante cometido y la ciudadanía soberana.

En nuestra manos está. Solo queda ponerse a ello.

Iván García Rodríguez – Coordinador Local IU Puertollano