Cultura

25 de octubre en Avenida del Torreón, 3

31Canciones presenta a Tom's Cabin en Sala Nice de Ciudad Real

Un tinerfeño afincado en Madrid al que un buen día alentó el productor Pablo Cebrián a lanzarse a componer sus propias canciones entre el folk de raíces americanas y el rock confesional

La Comarca

19/10/2014

(Última actualización: 20/10/2014 10:56)

Imprimir

El próximo 25 de octubre prosigue la primera edición de "31Canciones Presenta...", el ciclo de conciertos organizado por 31Canciones, magazine digital actualmente asentado en Barcelona, y la recientemente inaugurada Sala Nice (Avenida del Torreón, 3) de Ciudad Real.

Tras pasar a la historia como los protagonistas de la puesta de largo de los directos en sala Nice de Ciudad Real y transmitirnos toda su energía con su reciente set acústico, Pachy Joke pasan el testigo a TOM'S CABIN, un artista impecable, de un gusto exquisito, desenvuelto en un estilo que podría definirse como folk rock anglosajón con incursiones en las vanguardias pero sin perder el norte. Una voz mágica sobre unos arreglos aparentemente simples que van más allá de los espacios siempre visitados. Un compositor sobresaliente e inteligente que consigue poner a nivel mundial una producción canaria, como es su homónimo álbum de debut (Arcadia Music, 2013).

Tom's Cabin

Tras este nombre encontramos el proyecto personal de Tomás Hernández, tinerfeño afincado en Madrid al que un buen día alentó el productor Pablo Cebrián a lanzarse a componer sus propias canciones, que se mueven entre el folk de raíces americanas y el rock confesional. Hay quien ha comparado su debut homónimo con bestias como Jeff Buckley o Radiohead, aunque temas como “The Brave” evidencian su amor por los sonidos más tradicionales como el country revestido de pop. Dotado de una bellísima voz y un talento enorme para hacer canciones también bellas, se atreve incluso a versionar a Metallica en “For Whom The Bell Tolls” y salir airoso del reto.

‘Hummingbird Hawk-Moth’ es el segundo single extraído del debut discográfico de Tom’s Cabin, en él se muestra el bosque de nuestra memoria, a veces nítido y otras difuso. Es un recuerdo leve y fugaz, sostenido en el tiempo, en el que nos movemos como una polilla que busca siempre la luz. Inmersos en un resplandor que nos ciega, ansiamos el regreso de lo que perdimos y suplicamos recuperar.

El videoclip, obra de Quique Alemán y Pablo Bonet, ha sido grabado en La Esperanza, Tenerife, en febrero de 2014.