La vendimia se cierra en Daimiel con una calidad de la uva “buena” y sin precios fijados para los agricultores

A pesar de esa ausencia de referencias, el concejal de Agricultura, Gregorio Díaz del Campo, se mostraba “optimista” por las características de la campaña y por la salida al mercado de los excedentes de las bodegas durante el verano

La Comarca

29/09/2014

(Última actualización: 29/09/2014 22:21)

Imprimir

La vendimia 2014 está prácticamente a punto de finalizar ya que las jornadas de lluvias de estos últimos días apenas han influido en las labores de recogida, según ha afirmado el concejal de Agricultura, Gregorio Díaz del Campo. Unas precipitaciones que en algunos puntos del término municipal cayeron en forma de granizo, pero fue “muy menudo y a la uva no le hizo a mucho daño”, confirmó. Al margen de estos episodios, Díaz del Campo destacaba que este año la calidad del fruto ha sido “buena” por lo que, “a pesar de que en la uva blanca, en la airén, los grados van bajos”, a efectos de comercialización cree que “será una campaña positiva”.

Como suele suceder, esta mejor calidad viene de la mano de una caída de la producción. Una merma que, en el caso de la uva blanca, dejaría “los kilos de una campaña media”, tras “una rebaja de un 30%” con respecto a 2013. Esa diferencia es mayor en la uva tinta, “alrededor de un 50%”, con lo que aquí “si tendríamos una campaña por debajo de la media”. “La tinta por su fisonomía tiene más altibajos, se autorregula, y por eso después de una producción muy alta se esperaba algo así”, explicaba el concejal.

Con respecto a los precios, Díaz del Campo anotaba que “siguen sin clarificarse” porque “las bodegas no los han fijado aún”. No obstante, aunque sin cifras en las que agarrarse, el concejal se mostraba “optimista” por las características de la campaña y por la venta del remanente de las bodegas en las últimas semanas. Una salida al mercado que ha despejado la preocupación que sembró la anunciada, y ya descartada, destilación de crisis. Sobre la repercusión de unos precios a la baja, el concejal indicaba que, debido al mantenimiento que exigen las viñas en espaldera, las explotaciones que necesiten de mucha mano de obra fuera del núcleo familiar puedan “dejar de ser viables en un grado muy alto”.

Por otro lado, y como señalaba el viernes el concejal de Hacienda, José David Gómez-Cambronero, las obras de limpieza y adecuación del Azuer comenzarán “en breve”. Díaz del Campo, en su condición de responsable de Medio Ambiente, comentaba que el Gobierno regional ya ha trasladado a la Confederación Hidrográfica del Guadiana la evaluación del impacto ambiental que, con esos datos, tendrá que dar su visto bueno definitivo “para actuar en el río antes de que empiece a coger más caudal”.

El proyecto que la Confederación se presentó en marzo en Daimiel y contempla la limpieza y mejora de la capacidad del Azuer en los algo más de trece kilómetros que recorre el río en el término municipal daimieleño hasta el Puente Viejo. Dependiendo de la situación de cada tramo se ampliará el cauce, se adecuarán los taludes o se limpiará la zona, en una inversión que la Confederación presupuestó en 75.000 euros, ampliables si fuera necesario.