Daimiel

La tradicional eucaristía se celebró el pasado 30 de agosto en el patio de la ermita del Cristo de la Luz y fue oficiada por el padre pasionista Don Ricardo San Millán

Más de 200 fieles acuden en Daimiel a la tradicional cita con la Caravana Blanca

Un encuentro solidario y entrañable al que acudió el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, junto con varios miembros de la corporación Municipal

Para el traslado de los enfermos y ancianos la Hospitalidad "Nuestra Señora de Lourdes" obtuvo la colaboración de una veintena de voluntarios de Cruz Roja

La Comarca

31/08/2014

(Última actualización: 01/09/2014 12:19)

Imprimir

La ya tradicional Caravana Blanca reunía a más de 200 fieles en el patio de la ermita del Cristo de la Luz. Entre estos fieles, se encontraban más de un centenar de ancianos y enfermos pertenecientes a todas las residencias de la localidad, que como cada año no han querido perderse esta cita tan entrañable. Esta eucaristía, oficiada por el padre pasionista Don Ricardo San Millán, estuvo organizada por la Hospitalidad "Nuestra Señora de Lourdes" que contó, como viene siendo habitual, con la colaboración de Cruz Roja, que prestó sus servicios para trasladar a los mayores.

Juan Rodríguez Peral, miembro activo de la Hospitalidad “Nuestra Señora de Lourdes” desde hace más de 30 años nos explicaba que la organización parte de todos los que forman parte de la Hospitalidad, empezando por la búsqueda de un sacerdote que oficie la misa y que en otras ocasiones ha sido el propio Obispo de Ciudad Real el encargado de venir a esta Caravana Blanca. Tras la eucaristía se reparten bocadillos y zumos y se estrechan lazos con este colectivo, ya que como aseguraba Rodríguez “este día es por y para ellos”.

Entre las decenas de asistentes se encontraba el alcalde, Leopoldo Sierra, quien quiso acompañar una vez más a todas aquellas personas que se desplazaban gracias a esta Caravana Blanca a ese punto de la ciudad. Sierra destacó el gran trabajo y el esfuerzo que hacen tanto la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes, como los pacientes por asistir a esta eucaristía, reiterando su agradecimiento a todos ellos, y como no, a Cruz Roja y Protección Civil, ya que según decía el primer edil “sin ellos esto sería imposible, porque su voluntariedad y dedicación, no tiene precio”, aseguraba Sierra. Éste, estuvo acompañado para la ocasión de los concejales Fernando Gigante, Carmen Torija, Pepi Lourdes González Mohíno y Soledad Fernández.

Una vez finalizada la misa, se sirvió un aperitivo y unos bocadillos para todos los presentes, una degustación que estuvo amenizada por la música y el cante de la Rondalla de Mayores que interpretó 6 piezas y puso la nota musical de la jornada, junto con la Coral Molto Vivace que cantó durante la misa.