Deportes

El ganador de la Lámpara Minera 2012 fue el encargado de ofrecer un emotivo discurso que sirve de antesala de unos días llenos de actividades en torno a la patrona de la localidad, la Virgen de las Cruces

El pregón de Ricardo Fernández del Moral y la coronación de las Reinas y Damas inaugura la Feria y Fiestas 2014 de Daimiel

El acto se completó con la coronación de las Reinas y Damas Infantiles y Juveniles y un pequeño homenaje a Antonio Astilleros, Medalla de Honor Ciudad de Daimiel 2014

La ComarCA

23/08/2014

(Última actualización: 25/08/2014 08:32)

Imprimir

“El muchacho del barrio de San Roque que está llevando el nombre de Daimiel por los más altos escenarios del flamenco”, como lo conocen algunos, o lo que es lo mismo, Ricardo Fernández del Moral, daimieleño de nacimiento y flamenco de vocación y corazón, fue el encargado de brindar el pregón inaugural de la Feria y Fiestas 2014 que reunió el pasado viernes a cerca de 1.500 personas en la Plaza de España. La coronación de las Reinas y Damas infantiles y juveniles, el homenaje a Antonio Astilleros, Medalla de Honor Ciudad de Daimiel 2014, que por motivos personales no pudo estar en el acto y el concierto de la Banda Municipal de Música completaron un menú repleto de emotivas propuestas pero con una “catarata de recuerdos entrañables” obra de Fernández del Moral, como plato principal.

“Creo que no hay persona en Daimiel que no lo conozca y de los que lo conocen que no reconozca su valía en dos sentidos: su calidad humana y artística. Ver a Ricardo es ver a una persona cercana, amable, sincera y sobre todo perseverante. Es eso lo que le ha llevado a lo más alto del flamenco, la Lámpara Minera 2012 y han sido fundamentos suficientes para que pregone esta Feria y Fiestas” comentaba Leopoldo Sierra, Alcalde de Daimiel, encargado de imponer las bandas a las damas de honor de las fiestas.

Los recuerdos y anécdotas del pregonero también contaron con la compañía de una amiga inseparable, su guitarra: “He subido al escenario con mi compañera inseparable. Lleva toda la vida ayudándome y esta noche de responsabilidad para mí no podía faltar”. Comentaba Fernández del Moral antes de dar paso a un pregón que recorrió la historia de un joven que, pese a no mostrar mucho interés por el flamenco, se inició en ese mundo motivado por su padre Ricardo. “Mi padre era un buen aficionado así que con 8 años empezó a instruirme en el flamenco y me regaló mi primera guitarra. Miguel Rodríguez Bobada, más conocido como Miguelillo, que tenía una droguería en la calle Estación, dónde también arreglaba zapatos, nos enseñaba a la chiquillería a tocar. Detrás del mostrador de la droguería nos afinaba la guitarra y después nos sentábamos en esos grandes botes de detergente que se vendían antiguamente y allí tocábamos mientras la clientela entraba en la tienda y preguntaba: ‘¿Tú de quién eres hermoso?’ De Ricardo y de la Manoli señora, contestaba yo”.

Ese empujón desde casa unido al interés que producían en Ricardo las actividades organizadas por la Peña Flamenca que existía en Daimiel a finales de los 70 y principios de los 80, años en los que pasaron “grandes figuras como Juan el de la Vara y otros jóvenes que posteriormente se consagrarían como maestros como el grandísimo José Mercé”, hicieron que Ricardo comenzase a escuchar los discos de flamenco que había por casa y acompañara a su padre a la guitarra en fiestas de barrio y en la propia Feria. “Ni el flamenco ni guitarra me gustaban, lo hacía por no defraudar a mi padre. Más tarde empecé a acompañarlo con la guitarra en fiestas de barrio y finalmente en la feria, nuestra feria en la que tantas veces he participado y hoy tengo la suerte de pregonar…” añadió Fernández del Moral en un discurso repleto de guiños a la labor desinteresada de las asociaciones locales por promover la cultura de Daimiel. Por último, el cantaor invitó a todo el mundo a disfrutar de la Feria y Fiestas 2014 y a descubrir el flamenco que cada cual lleva dentro. “Os animo a que escuchéis flamenco porque es la vida misma. Siempre hay un estilo y una letra determinado para cada momento. Hay palos que nos ayudan a sobrellevar mejor la amargura y la pena, hay otros con los que contamos nuestra alegría, otros claman por injusticias y reivindicaciones sociales...”.

Proclamación Damas y Coronación Reinas

La noche se inició con la proclamación de las damas de honor infantiles y juveniles y la coronación de las reinas 2014. El alcalde de Daimiel impuso la banda a las damas de honor infantiles Sonia Espinosa, Carla Garzás, Elena López de Mota e Isabel Bermúdez. Así como a las juveniles Raquel María Sobrino y Miriam Redondo. La coronación de las reinas vino un poco después de la mano de las reinas de la Feria y Fiestas 2013. Miriam Felipe y Alba Alegre González del Campo cedían sus coronas a Estrella Illescas y Alba García, reina Juvenil e Infantil, respectivamente, de la Feria y Fiestas 2014.

El acto concluyó con el concierto especial de Feria ofrecido por la Banda Municipal de Música. Dirigidos por Pedro Francisco Sánchez Valdepeñas Pozo, los músicos de una agrupación que cuenta con más de 35 años de antigüedad ofrecieron un trabajado recital compuesto por obras como “Lanjarón”, de F. Penella, “El Baile de Luis Alonso”, de G. Jiménez o la gran aplaudida de la noche “Palindromía Flamenca”, de Rua Peco, que se volvió a tocar en el bis.

Medalla de Honor Ciudad De Daimiel

Uno de los ausentes de la velada fue Antonio Astilleros, Medalla de Honor Ciudad de Daimiel 2014 que por cuestiones personales, tal y como explicó el alcalde de Daimiel, no pudo estar presente en la Plaza de España. Sierra destacó la “labor pastoral que ha desarrollado durante más de 30 años” así como “el papel que ha jugado para incluir en la catedral de la Almudena de Madrid la imagen de nuestra patrona la Virgen de las Cruces, en cuyo honor celebramos las fiestas” concluía.

Aprovechando los días de “hermandad, de esparcimientos lúdico, festivo deportivo y social” que se avecinan y que tendrán su punto álgido del 31 de agosto al 5 de septiembre, Leopoldo Sierra quiso poner en valor el papel de los jóvenes de la localidad, muchos de ellos “protagonistas esenciales” de estas fiestas y de la vida social y cultural de la localidad. “En estos años he comprobado como Daimiel tiene una gente excepcional, trabajadora, que cree en el futuro y en sus posibilidades. Daimiel tiene unas gentes muy capacitadas. Eso es lo que a un alcalde le motiva”, expresaba al tiempo que aseguraba que su Ayuntamiento está trabajando por “conseguir nuevas vías de progreso pero no a cualquier precio y modo sino siempre desde la transparencia que la ciudadanía necesita. Han sido tres años difíciles pero pese a todo ilusionantes”, detallaba en un pequeño análisis de una legislatura que está consiguiendo “construir unos cimientos sólidos sobre los que se asiente una estabilidad que nos permita en los próximos años trabajar por un camino más allanado”, concluía.