Opinión

Artículo de opinión Manuel Franco Alvaro, afiliado a CCOO

Elcogás: Hagan juego

Manuel Franco

19/08/2014

(Última actualización: 20/08/2014 06:31)

Imprimir

No está el horno para bromas, pero tampoco lo está para confusiones o supersticiones, que es peor. La seguridad del ludópata es lo que se desprende de las declaraciones de los portavoces del Comité de Empresa, arropando la inoperancia de la burocracia sindical.

El convencimiento de que la planta no se va a cerrar, sin ofrecer la mínima garantía, es una osadía imprudente. La mayoría de trabajadores de Elcogás, así como muchos trabajadores y vecinos de la localidad, estamos convencidos de la viabilidad de la central. Pero los intereses del oligopolio, que aún no se ha pronunciado más que en sus peticiones al gobierno para que les regale el carbón nacional, no siempre corresponden con los intereses socio-económicos de la población o el sentido común. No tenemos (o se oculta) conocimiento de que el ministro haya dado un puñetazo encima de la mesa durante sus estrechas relaciones con las eléctricas… Las únicas garantías para tan segura apuesta son una sonrisa del señor Soria y un grupo de trabajo entre “agentes sociales” cuyo único papel es consultivo-florero. No tenemos nada.

Lo que los señores que deciden sobre Elcogás se juegan en esta partida es mucho más (para ellos por supuesto) que 300 o 1500 puestos de trabajo, en otras ocasiones han firmado muchos más despidos y después lo han celebrado (el esfuerzo negociador, se entiende ¿no?) con una buena cena en la que han participado de “espías” algunos dirigentes sindicales. Se juegan su lugar en ese estanco y “pequeño” mercado interno que es el propio oligopolio.

Una magnifica movilización como la del día 10 es insuficiente para que estos señores introduzcan a Elcogás en su juego de poder y dinero. Por otro lado, para muchos de los que en ella hemos participado, y tras la experiencia tan negativa de la política sindical en las últimas décadas, es poco recoger un grupo “centro de mesa” y una mueca de solidaridad del Ministro.

Cualquier sindicalista (Trabajador elegido por sus compañeros por ser quien mejor sintetiza, y agiliza proponiendo y organizando, los conflictos laborales que se dan el en lugar de trabajo, empresa, sector u otros de interés para el conjunto de la clase obrera) también apostaría por el convencimiento. Pero no sobre la base de la falta de información u ocultación de esta, no sobre una montaña de repeticiones de intenciones, todas ellas muy buenas claro, y no sobre la fe en la buena voluntad de los accionistas, que la tienen, pero con sus cuentas corrientes u opacas.

Se basaría en la movilización decidida y sin complejos, poniendo encima de la mesa una autentica medida política, a un problema político; Renacionalización sin indemnización de toda la industria energética. Basta ya de que los trabajadores corramos con los gastos y los multimillonarios accionistas principales de las compañías eléctricas con los beneficios. Parte del incremento del precio de la deuda del estado español, la llamada prima de riesgo, se debe a que en torno al 40% de la deuda exterior, fue contraída por las multinacionales patrias para sus expansiones. La misma deuda que sirve de excusa para los recortes en gasto social, por los que hasta se ha caído un falso techo de una habitación del hospital Santa Bárbara. Vaya susto para los pacientes… pero ¿esto es lo peor que está ocurriendo en la sanidad? ¿y en educación? ¿y dependencia?. Tan “graciosamente indignante” es que quienes aplican los recortes se acusen de que estos provocan hasta la caída ramas en los árboles, como escuchar a dirigentes, con un conflicto de calado en marcha, lanzar campanas al vuelo sin decir que es lo que ven desde su campanario.

Lo peor es que si se pierde la apuesta habremos perdido un tiempo precioso y una oportunidad adecuada, puede traducirse en un daño irreparable para Puertollano y las familias que viven de su trabajo en Elcogás. La única garantía está en nuestras propias fuerzas y es a éstas a las que debería estar apelando, proponiendo y organizando el Cte. de Empresa. ¡Qué oportunidad perdida las ondas de la radio para dirigirse a los trabajadores! En lugar de ello optan por dirigirse a los propietarios… El resumen de la entrevista podría dejarse así: El comité de Elcogás, junto con sus respectivos sindicatos UGT-CCOO, se ponen del lado de la patronal eléctrica en su negociación con el Gobierno.

En el mejor de los casos, se mantiene la planta y el conflicto va a continuar por el empeoramiento de las condiciones de trabajo y seguramente algunas “bajas”.

Hay tiempo de rectificar. El Circulo Podemos o/e IU deberían convocar una reunión, con cuantos activistas vecinales y sindicales estén por la labor de luchar, para constituir un Cte. de apoyo a Elcogás y por la reindustrialización de la comarca, que inicie una campaña de propaganda por una Huelga General en la comarca entre toda la población y en particular entre los trabajadores de Elcogás y contratas, y anime a la creación de nuevos comités en los barrios, centros de trabajo y todo tipo de asociaciones.

Con un plan decidido de lucha y una alternativa consecuente se puede tener convencimiento. Sin ello ni garantías, el convencimiento no es más que ocultación y cantos al sortilegio.

No hagan juego señores.