Miguelturra

Nota de prensa municipal

Gran participación en la observación solar en Peralvillo

A cargo de la Agrupación Astronómica de Miguelturra (AAM)

La Comarca

19/08/2014

(Última actualización: 20/08/2014 08:31)

Imprimir

Dentro de las actividades programadas por la Asociación de Vecinos de Peralvillo, a través de la Agrupación Astronómica de Miguelturra (AAM) y fieles a la cita veraniega con la aldea ecológica, el domingo día 10 de agosto se celebró la Sexta Jornada de Astronomía en esta pedanía de Miguelturra.

Como viene siendo habitual, el evento se enmarcaba dentro de las actividades programadas con motivo de las fiestas en honor a la Virgen Blanca. Este año como novedad, la Agrupación Astronómica de Miguelturra preparó, en colaboración con la Asociación de Vecinos de Peralvillo, una actividad dirigida a la observación del Sol en las inmediaciones de la Plaza de San Marcos.

De este modo, a las 12:00 horas y tras una breve introducción por parte de la Asociación de Vecinos de Peralvillo, que corrió a cargo de Estrella Rojas y por parte de Ramón Sobrino, presidente de la AAM, se inició la jornada que contó con una gran afluencia de público, entre vecinos de la aldea y visitantes de otras localidades.

Tras jornadas anteriores en las que la contemplación de los objetos celestes se realizó por la noche, en esta ocasión los telescopios (los normales equipados con filtros específicos, a los que se sumaron dos telescopios especializados para la observación solar) se dirigieron al Astro Rey para que vecinos y curiosos pudieran contemplar sus detalles y recibir las explicaciones de los miembros de la agrupación. El acto discurrió de forma amena ya que fue mucha la curiosidad de adultos y niños al ver los llamativos detalles que presentaba el Sol visto a través de los instrumentos astronómicos dispuestos: manchas, protuberancias, etc.

El calor propio de la época del año no mermó el ánimo del público que circuló de un telescopio a otro hasta la finalización del evento ya cerca de las 14:30, momento en el que, como hospitalidad por parte de los vecinos de Peralvillo, se ofreció un refrescante aperitivo concluyendo de este modo otra oportunidad para el disfrute de la naturaleza y el conocimiento científico.