Región

El Consejo de Gobierno aprueba los pliegos para la licitación del proyecto

Arranca la adjudicación de las obras del nuevo Hospital de Toledo

El coste de la obra se reduce notablemente al eliminar materiales de lujo, como el azulejo portugués o algunos tipos de mármol

José Ignacio Echániz asegura que “el nuevo centro contará con la última tecnología para atender lo mejor posible a nuestros pacientes”

El proyecto confirma que los profesionales del Virgen de la Salud se trasladarán al nuevo centro en cuanto estén terminadas las obras

La Comarca

24/07/2014

(Última actualización: 26/07/2014 11:30)

Imprimir

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy los pliegos para la licitación de la construcción del nuevo Hospital de Toledo. Las empresas interesadas tienen un plazo de tres meses para presentar sus ofertas, de cara a poder comenzar las obras en los primeros meses de 2015.

El coste total de las obras se ha reducido con respecto al proyecto inicial, al eliminar elementos de lujo, como el azulejo portugués, que no se consideran apropiados para un centro hospitalario. La inversión en obra de este centro hospitalario será de 157 millones de euros. Hasta la fecha se han invertido 103 millones en obras y terrenos, para una superficie de 224.000 metros cuadrados.

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echñaniz, ha reconocido en rueda de prensa que “ha sido un proceso largo, en el que ha habido que buscar financiación, ya que hasta ahora no había dinero ni nadie confiaba en nosotros”. A su juicio, “la solvencia del Gobierno de Cospedal ha permitido reanudar las obras”, con las que se demuestra “que Castilla-La Mancha es una comunidad solvente y en la que se puede confiar”.

Echániz ha explicado que “el nuevo centro contará con la última tecnología para atender lo mejor posible a nuestros pacientes. Hemos reducido el gasto megalómano del proyecto, con unas dimensiones que no se adecuaban a las necesidades, para poder centrarnos en la asistencia sanitaria”.

Entre las novedades que presenta el nuevo Hospital de Toledo destaca “la hospitalización psiquiátrica de agudos, con la que conseguiremos que estos pacientes sean tratados de forma integral de las patologías que suelen tener asociadas”.

Otra de las novedades recogidas en el anteproyecto es el Hospital de Día Pediátrico, con el que se logrará reducir la estancia de los niños en el hospital, algo comprobado en distintas experiencias a nivel nacional. Con este objetivo contará con 11 boxes que realizarían una actividad de al menos 1.500 procedimientos tanto médicos como quirúrgicos. También se incorporará la especialidad de cirugía torácica, la única especialidad quirúrgica con la que hasta el momento no contaba Toledo.

En cuanto al área de hospitalización, el titular de Sanidad y Asuntos Sociales ha explicado que ésta tendrá 760 camas. Este número se completa con la red de los otros tres hospitales de la ciudad. En total el Complejo Sanitario de Toledo contará con 1.095 camas.

Traslado de los profesionales

Los pliegos de condiciones para la empresa que gestione la construcción del hospital han incorporado numerosas aportaciones de profesionales sanitarios. “Han sido muchos meses de trabajo en los que hemos tenido que ir ajustando detalles para atender las propuestas de los distintos servicios. Los profesionales sanitarios son quienes van a utilizar las instalaciones y es importante que lo vean adecuado a sus necesidades”, ha afirmado Echániz.

La apertura del nuevo Hospital de Toledo, cuando finalicen las obras, supondrá el traslado de los profesionales del Virgen de la Salud al nuevo centro. Todos los profesionales, tanto los sanitarios como los no sanitarios, podrán mantener su condición de empleados públicos, aunque los últimos dependerán funcionalmente de la empresa concesionaria.

El modelo de gestión del Hospital, que ha permitido reducir la inversión al Gobierno regional, es similar al de hospitales como Son Espases o Ibiza (en Baleares). La externalización de servicios es una práctica habitual aplicada en Tomelloso, Villarrobledo y Almansa, por la que los servicios no sanitarios como la alimentación, limpieza o lavandería los realizan empresas externas al SESCAM.

“Nuestro objetivo es centrarnos en la atención sanitaria, en diagnosticar y tratar de la mejor forma posible a nuestros pacientes, pero no de la electricidad o la lavandería del Hospital, que pueden hacerlo perfectamente profesionales sin ser funcionarios públicos”, ha subrayado Echániz.

Por todo ello, el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales ha exigido “que no se antepongan intereses partidistas para frenar un proyecto que beneficiará a todos los toledanos. Sería hipócrita y de mala fe rechazar un modelo que todos aceptaban cuando gobernaba el PSOE”, ha concluido.

Adjuntos

Audio Echániz: "Con el nuevo Hospital, el complejo hospitalario de Toledo contará con 1.095 camas":

Audio Echániz: "El nuevo hospital contará con la última tecnología":