Puertollano

Durante la inauguración del Festival de Teatro de Almagro

Trabajadores de Elcogas entregan una carta a Cospedal pidiéndole que “haga todo lo que esté en sus manos” para evitar el cierre de la empresa

La Comarca

04/07/2014

(Última actualización: 05/07/2014 11:49)

Imprimir

Varios trabajadores de Elcogas y sus familiares se trasladaron este jueves por la tarde a la inauguración del Festival de Teatro de Almagro con el objetivo de entregar una carta a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, y pedirle que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha haga todo lo que esté en sus manos para evitar el cierre de Elcogas, y la desaparición del sector industrial en Puertollano.

Los trabajadores, que se concentraron de forma pacífica a las puertas del Teatro Municipal de Almagro durante la inauguración del Festival de Teatro Clásico, piden la continuidad de una central eléctrica que “puede y debe ser rentable si el Gobierno español cumple sus compromisos y ofrece un espacio a la central para poder vender su producción eléctrica”.

La carta fue entregada por uno de los trabajadores, el cual aseguró que “la empresa ya está amortizada, que obtenga beneficios es una cuestión de reparto de la producción y por tanto de pura voluntad política”. “No sólo producimos electricidad, sino que además se están desarrollando nuevas tecnologías que tienen múltiples aplicaciones, y que también suponen un beneficio social al que no puede renunciarse”, explican en un comunicado.

Pero al margen de la rentabilidad económica, los trabajadores de Elcogas quisieron mostrarle y a María Dolores Cospedal la tragedia humana que se produce detrás del desmantelamiento del tejido industrial y la pérdida de empleo. “300 familias están en riesgo de quedarse sin nada, y eso sólo en trabajo directo” recuerdan los trabajadores que aseguran que si Elcogas cae, Encasur y otras empresas cerrarán debido al efecto dominó. “Toda la economía de Puertollano es interdependiente, si cae una empresa industrial, probablemente afectará de forma irremediable a las demás, y si se cierra la industria, no hay futuro para el sector servicios. Hasta la administración puede verse afectada por el hipotético cierre”, destacan.

“¿Si nos vamos de Puertollano, ¿quién va a llevar al colegio a los niños o quién va a ir a los centros de salud?”.Elcogas, continúan, “es una empresa joven y la muchos de sus trabajadores tienen familias que mantener, niños pequeños que van al colegio, hipotecas que pagar. Su cierre, al margen de las estadísticas, es un drama para todos estos trabajadores, que aunque en su mayoría son relativamente jóvenes, son mayores para un mercado de trabajo competitivo y cruel, donde a partir de los 40 años es especialmente difícil encontrar un empleo”.

“Muchos de nosotros estamos especializados en una industria que es pionera, y por lo tanto, no es fácil que nuestra formación sirva en otros sectores o incluso en otras plantas similares” recuerdan los trabajadores. El valor de las tecnologías desarrolladas y el conocimiento adquirido se pierde si se cancela el proyecto, señalan. “¿Qué clase de país seremos si damos la espalda a la industria y a la investigación en nuevas tecnologías? ¿Qué futuro le dejamos a nuestros hijos?” se preguntan con melancolía mientras abandonan la plaza mayor de Almagro esperando que su carta surja el efecto esperado sobre la presidenta de Castilla-La Mancha.

Carta entregada a Cospedal:

Estimada señora Cospedal:

Debo en primer lugar disculparme por la manera irregular de hacerle llegar este escrito, aunque se que Vd. comprende mi dificultad para encontrar otra vía.

Vd. es conocedora de la grave situación en que ha entrado la comarca de Puertollano desde los ceses de actividad de tres importantes empresas situadas en esa población, aumentando con ello el ya doloroso paro laboral que padece esta comarca.

Hace pocos días Elcogas, otra empresa importante ha anunciado el cese de su actividad al finalizar este año, aumentando con este anuncio la onda preocupación en la población, máxime sabiendo que la mina de Encasur que abastece a la central eléctrica se vería consecuentemente obligada a cerrar.

El cierre de estas dos empresas nos parece el punto de no retorno en el proceso de desindustrialización de esta comarca, tradicionalmente industrial y sin recursos alternativos para su supervivencia.

La situación nos parece crítica y vemos el futuro inmediato con mucho temor.

Elcogas no merece ser cerrada. Fue desde su inicio una central de referencia en la generación de electricidad a partir del carbón. En ella se ha aprendido mucho y se ha conseguido dominar esta versátil tecnología. A ella han acudido empresas de otros países como China, Corea y Japón que han sabido reconocer el gran potencial de esta tecnología para afrontar los retos del futuro inmediato y han construido múltiples plantas industriales con los mismos fundamentos de la planta puertollanense y diversificando sus objetivos.

Elcogas nació con la finalidad de aprender, no con la de hacer fortuna. Por eso hay tantos técnicos, por eso se han hecho tantos cambios, por eso se han hecho tantas pruebas.

Hoy esta central puede incluso competir en iguales condiciones comerciales con las demás centrales que emplean el carbón nacional y hasta con las renovables, cumpliendo además con los nuevos y mas

exigentes objetivos medio ambientales; lo que ninguna otra central española de carbón puede sin una in asumible inversión económica.

Esta central a la que le quedan bastantes años de vida útil, emplea un recurso energético nacional, pero además tiene la capacidad de ser sumidero limpio de combustibles de bajo poder calorífico, de alto

potencial contaminante, de residuos urbanos, industriales y agrícolas, y mediante oportunas modificaciones o ampliaciones, adquirir la capacidad de capturar dióxido de carbono (CO2), generar hidrógeno, sintetizar gasolina, metano (gas natural), metanol y múltiples productos industriales. Todas ellas superando con holgura las actuales exigencias medio ambientales.

Dicen que esta central no es económicamente rentable, como prueban sus balances en pérdidas. Es cierto que tiene pérdidas, pero no que no sea económicamente rentable, ello sin considerar siquiera su rentabilidad tecnológica y social, ambas de más valor a futuro que la inmediatez económica, ni el valor que para la nación tiene la autosuficiencia energética inherente al carbón nacional.

La realidad es que su participación relativa en la producción eléctrica nacional es reducida; no tanto por su potencia de 300 MW si no porque son insuficientes los días que se le pide energía. Los costes fijos de todo el año no pueden recuperarse con unas semanas de operación, ni en esta central ni en ninguna otra imaginable. Así se entiende por qué su coste del MWh es superior al mercado.

Porque la central puede ser competitiva y rentable con el simple aumento de su demanda por el Operador del Sistema, revertiendo así la decisión de cierre de Elcogas, porque con ello se impediría el muy grave daño a las personas que habitan la comarca de Puertollano, porque así se evitaría la pérdida de la tecnología adquirida, debo rogarle que acuda en el auxilio de los ciudadanos que Vd. gobierna, mediante la influencia que puede ejercer para que la participación de esta central en la generación eléctrica nacional se realice en el razonable reparto de la carga de trabajo que permite la viabilidad económica de todas las centrales.

Con solo este logro, la población de la comarca de Puertollano podrá respirar aliviada y apreciar la gran valía que para ellos tienen quienes les saben representar y defender en sus legítimos intereses.

Dios la guarde.