Deportes

En la ida de la segunda eliminatoria en los play off de ascenso a 2ª B

El Puertollano rompió el hechizo de La Salera

Alineaciones

Náxara CD (0): Heras, Quirino, Arturo, Adrián, Héctor, Carlos, Del Val (Rojo min 72´), Lozano, Orodea, Jorge García y Javi Martínez. Banquillo: Sesma, Andrés, Rojo, Maiso y Cristian.

CD.Puertollano (1): Reguero, Verdú, Troyano, Miguel Ángel, Aléx Fernández, Salva, Rubén Gómez (Ríos 90´), Alexis, Hugo (Valdivia min 79´) , Chumillas (Javi Pérez min 72´), y José Manuel. Banquillo: Ríos, Alberto, Javi Pérez, Valdivia e Iván Limón.

Tarjetas: Amarilla para Lozano y Sesma del Náxara, y para Alexis del CD Puertollano.

Goles: Hugo Díaz 47'

Indicendias: Partido disputado en Nájera, correspondiente a la ida de la semifinal por el ascenso a Segunda B.

Hector P.C./LC

01/06/2014

(Última actualización: 02/06/2014 12:34)

Imprimir

Era el día importante, el de recuperar sensaciones y de reencontrarase con el mejor nivel del equipo. Avisó Pablo Franco de que primaría la competitividad por encima de la vistosidad, que el otro día en Asturias jugó en contra de los nuestros. Un solitario gol de Hugo Díaz iniciada la segunda parte, sirvió para encarrilar una eliminatoria que desde el sorteo ya se valoró de otra forma distinta. El Lealtad fue nuestra cura de humildad y hoy se notó.

El Puertollano llegaba a Nájera con ganas de sacar un buen resultado para volver con la mejor cara a la ciudad industrial y la necesidad de volver a reenganchar a la plantilla y a una afición que se vió en Segunda B antes de tiempo; pero como comentó en Twitter Luis Pizarro, nunca, una ciudad minera consiguió nada sin esfuerzo.

El Puertollano comprobó por qué La Salera ha sido un fortín para el Náxara durante toda la temporada. Un terreno de juego pequeño, irregular, con una afición ruidosa que mantuvo a los suyos durante gran parte del partido.

A pesar de todo, el equipo minero acabó venciendo por 0-1 rompiendo así la imbatibilidad del Náxera en su terreno de juego a pesar de que fue difícil hacerse con el control del balón en medio campo, por ser un partido muy trabado en la medular, con unos mediocentros riojanos muy bien plantados, que resultaron correosos.

Primera parte

Los dos equipos saltaron al terreno de juego con aires de play off, dispuestos a echar el resto y a no dar por perdido ningún balón. En los diez primeros minutos llegaron las tres grandes ocasiones de peligro de este periodo que fueron para el Puertollano que jugaba con su segunda equipación compuesta por camiseta roja, pantalones blancos y medias rojas.

La primera de ellas nacía en el minuto tres con una jugada de José Manuel que centraba desde la banda izquierda a Rubén Gómez para que, con un pase atrás, dejase el balón a Hugo Díaz que no llegó a rematar la jugada por muy poco. La segunda se malograba por un posible penalti a Alexis en el minuto y la tercera pocos minutos después cuando José Manuel remataba de cabeza un balón que se iba al larguero.

La única jugada de peligro del Náxara en esta primera parte la creaba Javi Martínez en el minuto 14 con un potente disparo que se va por la izquierda de la portería defendida por Reguero.

A partir de ese momento, y durante los treinta minutos restantes del primer tiempo, el partido se convirtió en un monólogo de mucho juego aéreo , despejes de cabeza y sobre todo balones largos que iban de un campo a otro con los dos equipos intentando sorprender pero sin conseguirlo.

La primera parte finalizaba con empate a cero goles, a pesar de la intensidad con la que ambas escuadras había jugado, gracias al gran trabajo de las dos líneas defensivas que, en el caso del Puertollano supieron cómo frenar a los dos arietes locales, Javi Martínez y Orodea. Mientras que la del Náxara hizo también su trabajo de contención frente a Hugo Díaz, José Manuel, Rubén Gómez y Alexis.

Segunda parte

La segunda mitad comenzaba sin cambios en las alineaciones pero con un Puertollano que se posicionaba muy bien sobre el terreno de juego sacando el mayor partido posible en el contragolpe, a sabiendas de que tenía las espaldas bien guardadas gracias a la intensidad defensiva de Salva, Alex y Miguel Ángel. Por ese motivo el premio no tardó en llegar ya que, en el minuto 2, una gran jugada de Rubén Gómez era culminada con un pase perfecto que dejaba solo a Hugo Díaz frente al portero. El nuevo ariete puertollanense no se puso nervioso y, con un control impresionante, echa al balón al suelo para batir por debajo y por el palo largo al guardameta riojano.

Llegaba el primer gol para el Puertollano y también para su nuevo fichaje, Hugo Díaz, con el que el Náxara se ve obligado a dar un paso adelante facilitando así las labores ofensivas del equipo minero que no tardaron en volver a las inmediaciones de la portería defendida por Heras. Hugo Díaz se va por velocidad de los dos centrales pero Raúl Heras consigue finalmente hacerse con el esférico. Después sería José Manuel el que pasaba a Chumillas que no llegaba al balón en una jugada en la que los jugadores del Puertollano reclamaron penalti.

A pesar de la ventaja, el Puertollano seguía dominando y llegando claramente al área contraria con Rubén Gómez como motor principal del equipo en esos momentos y sobre todo con una gran labor del centro del campo hacía atrás, impidiendo las llegadas de los riojanos que seguían así sin crear ocasiones de gol.

La última media hora del partido las oportunidades fueron para los pupilos de Pablo Franco que seguían llegando con facilidad y peligro al área contraria. Entre estas jugadas cabe reseñar, en el minuto 67, el lanzamiento de una falta de Jorge García con remate de cabeza de Arturo al palo largo, y en el 85 José Manuel encara a Arturo y se va por el centro para disparar con la pierna izquierda mandando el balón por la línea de fondo.

Después, y ya en los minutos de descuento lo intentaron de nuevo Alex Fernández, Verdú y José Manuel. El Puerto no se conformaba y trataba de seguir achuchando sobre un Náxara que no supo generar fútbol en los tres cuartos, con una defensa que fue el baluarte que sostuvo al equipo con creces para acabar ganado por 0-1.

Pudieron llegar algunos goles más, pero el infortunio y la sobreprotección secaron minuto a minuto un encuentro, que situó al Puertollano como el único conjunto capaz de ganar en un campo muy complicado como el de La Salera.

El domingo, la vuelta en el Nuevo Cerrú, donde de nuevo se espera que la afición lleve el doce en la espalda, para dar un paso más hacia la conquista de la Segunda B, esta vez, final a final, sin dar un paso antes que el otro.

Adjuntos

Audio de Pablo Franco:

Declaraciones del entrenador del Náxara: