Provincia

El SEPRONA de la Guardia Civil descubrió los cadáveres de una gineta, una comadreja, dos gatos domésticos y un rabilargo que murieron envenenados en esta localidad

La Guardia Civil detiene por un delito contra la fauna en Almadén

El detenido preparó y colocó cebos envenenados en los alrededores de su finca para eliminar alimañas

La Comarca

27/05/2014

(Última actualización: 27/05/2014 19:59)

Imprimir

La Guardia Civil ha detenido a una persona por colocar cebos envenenados para eliminar alimañas que estaban causando daños en su propiedad, sita en las inmediaciones de “La Umbría Juan Gil”, del término municipal de Almadén. Los cebos envenenados causaron la muerte de ejemplares de varias especies.

Miembros del SEPRONA de la Guardia Civil de Ciudad Real, con apoyo de una unidad canina especializada de este Cuerpo, realizaron una búsqueda de cebos envenenados en la zona de Almadén el pasado mes de abril, en la que se descubrieron los cadáveres de una gineta, una comadreja, dos gatos domésticos y un rabilargo que, presuntamente, habían muerto envenenados.

La Guardia Civil inspeccionó la zona y encontró cinco trozos de carne impregnados en una sustancia granulada de color oscuro, cuyo aspecto era idéntico a un potente plaguicida comúnmente utilizado en la elaboración de cebos envenenados y cuya tenencia y uso se encuentran actualmente prohibidos por la normativa vigente.

Los efectivos de la Guardia Civil inspeccionaron también una nave agrícola situada en las inmediaciones y hallaron un bote de vidrio y una bolsa de plástico que contenían aproximadamente un quilo y medio de una sustancia cuya apariencia coincidía con la que contenían los cebos envenenados.

Análisis de los animales envenenados y detención

Los cebos envenenados, la sustancia descubierta en la nave y los animales muertos fueron remitidos al centro de recuperación de fauna silvestre “El Chaparrillo” donde se confirmó, tras realizarse los análisis correspondientes, que los animales habían muerto por envenenamiento. En el interior de sus organismos fueron detectados restos de la sustancia tóxica intervenida en el interior de la nave agrícola y con la que estaban impregnados los trozos de carne que servían de cebo.

En la realización de estos análisis intervinieron el centro de recuperación de fauna silvestre “El Chaparrillo” y el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente de la Universidad de Castilla La Mancha, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Con los resultados de los análisis en su poder, el SEPRONA de la Guardia Civil detuvo a I.R.C, de 69 años de edad y vecino de Almadén, como presunto autor de un supuesto delito contra la fauna, dado que este procedimiento es un método no selectivo que puede causar la muerte de animales de cualquier especie que ingieran los cebos envenenados.

El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos ha disposición del Juzgado de Instrucción de Almaden.